Después del derrumbe del año pasado ocurrido en el Relleno Sanitario Doña Juana, los habitantes de Monteblanco, un barrio popular distante a pocos metros del relleno, empezaron a padecer múltiples problemas después de que como plan de contingencia, se escogiera al Monteblanco para depositar parte de las basuras ya que el derrumbe afectó la zona del barrio Mochuelo donde hasta ese momento se dejaban los desechos.

Los habitantes del barrio Monteblanco volvieron a percibir los malos olores y a padecer las infecciones cutáneas y problemas de salud en los niños, lo que les hizo recordar la emergencia que vivieron muchos de ellos en 1997, cuando 1.500 toneladas de basura colapsaron por acumulación de gases.

Esta vez, y ante tantos reclamos el Distrito ordenó al relleno de Doña Juana cesar las operaciones de vertimiento de basuras en esta zona, dando como plazo máximo el 28 de diciembre pasado. Pero hasta el 15 de enero de este año, estas labores se siguieron realizando, e incluso la comunidad manifiesta que a pesar de la orden se siguen botando basuras en ese lugar en horas de la noche.

El Representante a la Cámara por el Partido Verde, Inti Asprilla dijo que en el relleno no se realizaron las respectivas labores de mitigación en la zona que daba hacia al barrio Monteblanco.

“El relleno se derrumbó en su interior y no se están depositando las basuras de manera técnica lo que hace que estos problemas todavía se sigan dando” manifestó el representante.

Ante la queja de la comunidad de que no se estaban cumpliendo con las labores de fumigación prometidas. La Subsecretaría de Salud Pública, Patricia Arce, manifestó que si se están realizando pero que estas labores no pueden ser constantes para proteger la salud de la comunidad.

En todo este cóctel de olores, enfermedades y peticiones, la CAR cumple la función de mediar entre la Uaesp y la comunidad, además de hacer medición del aire para prevenir la afectación de la población.

“El relleno Sanitario tiene procesos abiertos por manejo de vertimientos de lixiviados al río Tunjuelito, disposición de escombros y aprovechamiento forestal”. afirmó Laura Duque, Directora de la CAR Regional La Calera.

Los habitantes de Monteblanco han presentado 636 derechos de petición ante la CAR para que se respeten sus derechos a la salud, intimidad y medio ambiente.

Aunque se intentó hablar con la directora de la Uaesp, Beatriz Elena Cárdenas para que diera explicación de los procesos de mitigación en la zona II, y si siguen o no botando basuras en este sector, esto no fue posible.