Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

mctorres
Buses de TransMilenio
Peñalosa dice que los buses ya no tendrán estas sillas sino que serán bancas al estilo del Metro.
Foto: Archivo Colprensa

El Sistema Transporte Masivo Transmilenio respondió a la Procuraduría General que dentro del proceso de licitación para la renovación de la flota de buses de la primera y segunda fase, tiene la opción de incluir vehículos con tecnologías limpias como gas y eléctricos.

A través de un comunicado, señaló que "es importante y crucial el acompañamiento de los órganos de control en todos sus procesos, incluyendo la licitación que tiene por objeto adquirir alrededor de 1.400 buses".

La comunicación señala además, que desde la etapa inicial del trámite de la licitación fueron invitados todos los órganos de control nacional y distrital, en el proceso que en su momento estaba en la etapa de prepliegos.

(Lea también: Nuevos buses de TransMilenio no tendrán sillas sino bancas como el Metro)

TransMilenio indicó que la licitación fija estímulos a los proponentes que incluyan en sus ofertas buses con tecnologías limpias y explicó que uno de los objetivos del proceso es que la ciudad cuente con un sistema de transporte público masivo limpio en beneficio de los ciudadanos. 

De igual forma, el Sistema de Transporte  precisó que la nueva flota de buses no debe representar costos adicionales a los usuarios, en su componente de financiación.

Sobre el tema de la licitación, la Procuraduría General de la Nación le pidió al alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa Londoño, que en el proceso de renovación de 1.400 buses de Transmilenio para reemplazar los articulados que excedieron su vida útil, exija entre sus condiciones la inclusión de vehículos con tecnologías limpias.

El Ministerio Público exhortó al mandatario distrital a dar cumplimiento a las normas y tratados internacionales que obligan a proteger el medio ambiente, y a velar por el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos, como el Acuerdo de París que fijó como meta la reducción en un 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero antes de 2030.

El órgano de control advirtió que el uso de diésel, para el funcionamiento de los vehículos, no contribuye a la efectiva implementación y adopción de planes y proyectos que prioricen la incorporación de tecnologías de cero y baja emisión contaminantes, ni a la definición de programas de estímulos para el uso y la adquisición de vehículos eléctricos.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.