Marlon Rodríguez, primo de Leonardo Litch, el empleado de Recaudo Bogotá de 22 años que fue asesinado con un arma blanca por un "colado" al pedirle que pagara la tarifa de Transmilenio en la estación de la avenida Jiménez, pidió la máxima pena en contra del responsable del crimen. En diálogo con RCN Radio, Rodríguez indicó que la vida de Leonardo Litch valía más de $1.500 pesos, por lo que exigió a las autoridades que no permitan que el agresor de su primo obtenga la libertad. Según las autoridades el señalado responsable de ese homicidio, quien fue capturado y permanece en la URI de Puente Aranda, tenía antecedentes penales por delitos de tentativa de homicidio, porte ilegal de armas, hurto calificado y agravado. Por último Marlon Rodríguez indicó que su primo esta semana iniciaba estudios en el Sena y contó que desde joven apoyaba económicamente a su familia.