Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Disminuyeron los homicidios en celebración de Navidad en Barranquilla
Policía Nacional

Katherine Peña, una mujer que tiene un establecimiento de comercio en la localidad de Bosa, al sur de Bogotá, rompió su silencio y contó detalles de un episodio en el que asegura haber sido agredida por agentes de la Policía Metropolitana de la ciudad en medio de controles por las cuarentenas por covid-19.

Según relató a RCN Radio, había sido víctima de extorsión varias veces por parte de algunos de ellos y en medio de una inspección fue agredida junto a varios familiares, a tal punto que debió decir que estaba embarazada, aunque no era así, para que dejaran de golpearla, incluso con algunos objetos.

Lea también: Varios heridos y un muerto por balacera que se registró en Ciudad Bolívar, sur de Bogotá

"Las agresiones fueron con ladrillos, con un bate que hasta lo partieron adentro, con balas, a mi hija con un ladrillo que tiraron primero le rompieron la cara. Con las macanas de dotación nos agredieron, con disparos. A mí me cogieron entre seis en el piso, según logré contar agachada", contó.

"A mí me tocó gritar desesperadamente que estaba embarazada, que me estaban matando mi bebé pero realmente yo lo hice como un método de defensa porque yo no estaba embarazada, yo soy operada y vale aclararlo. A mi esposo lo apalearon, le dieron en la cara con bolillos y patadas", siguió.

"Todos somos de la misma familia. A mi cuñado con un casco de la Policía le rompieron la cabeza, lo desmayaron; el casco quedó en el negocio y se lo llevó la Fiscalía. A mi esposo le pusieron un taser y se los jaló, rompió el cable y quedó por ahí. Eso fue hasta con piedras", sentenció.

El mayor general Óscar Gómez, comandante de la Policía Metropolitana de la capital colombiana respondió a la denuncia y aunque anunció investigaciones al respecto del caso dado a conocer inicialmente por el concejal Diego Cancino,  aseguró que desde la comunidad se registraron agresiones.

"Ordenamos las investigaciones correspondientes, tanto penales como disciplinarias, pero hacemos un llamado a la comunidad para que seamos respetuosos de la autoridad. Tuvimos conocimiento de que nuestros policías y autoridades locales fueron recibidos con palabras irrespetuosas", adujo.

Por su parte, la Alcaldía de Bogotá a través de la Secretaría de Gobierno indicó que ya recibió la denuncia por parte de Peña y la trasladó a los organismos de control, así como pidió a la Policía Metropolitana que explicara lo sucedido, mientras se implementa la ruta de atención para esos casos.

Lea acá: Hombre que mató a ladrón en Suba pagaría hasta 50 años de prisión

El subsecretario de Gobierno Camilo Acero, expuso: "En esta ruta lo que hacemos es que con la denuncia y la noticia criminal, nosotros vamos a hablar con el comandante de la Policía de Bogotá, el inspector general de la Policía, la Procuraduría y la Personería para que tomen acciones".

El caso se conoció en medio de un debate de control político realizado en el Concejo de Bogotá sobre el manejo de la pandemia de covid-19 por parte de las autoridades y allí el concejal Cancino reveló lo ocurrido, en medio de los controles a establecimientos por los confinamientos decretados.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.