Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Humedal Juan Amarillo
rcnradio

La Alcaldía de Bogotá actualmente adelanta obras en humedales de la cuidad. Es el caso de Juan Amarillo, en donde el distrito tiene planeado adaptar un sendero elevado de 1,2 kilómetros de longitud y una cicloruta, lo mismo que en el humedal Jaboque, en el occidente de la ciudad. 

Sin embargo, la comunidad de estos sectores de la capital de la República denuncian que estas obras están afectando el humedal y su fauna. RCN Radio hizo un recorrido por estos ecosistemas para observar en qué van estas obras.

Marcela Peñuela, junto a un colectivo comunitario de la localidad de Engativá, hace recorridos constantes por el humedal Jaboque. Estas intervenciones están -según los habitantes- muy cerca a lo que llaman el cuerpo de agua del humedal. 

De interésMás de 300 ciudadanos se han inscrito a cabildos para discusión del POT en Bogotá

Este sendero ambiental lo que está involucrando es una tala. Son aproximadamente 160 árboles que se van a talar en toda la zona del proyecto; se suma un sendero compartido que va estar dentro de los límites del humedal y un sendero de tres metros de ancho hecho en concreto para que circulen bicicletas y peatones", aseguró.

Peñuela añadió que "van a hacer una serie de miradores dentro del agua, porque eso es lo que nos ha dicho en los diferentes escenarios la empresa de acueducto y alcantarillado de Bogotá".

Pero estas no son las únicas denuncias que hace la comunidad sobre estas obras. En el humedal Juan Amarillo, por ejemplo, ya están las bases de lo que sería esta cicloruta elevada. En la zona se evidencia la maquinaria y los obreros adelantando intervenciones. 

“Antes de que iniciaran las obras había un camino pero muy angosto y era en pasto no había nada de estas estructuras que estamos viendo. No habían aplanadoras, había vegetación, habían árboles, aquí se han talado muchos árboles y los animales podían correr libremente sin ver nada de lo que estamos viendo hoy en día", señaló Laura Peña habitante del barrio Ciudadela Colsubsidio, ubicado en zonas aledañas al humedal. 

La ciudadana aseguró que "hay animales a punto de ser aplastados por máquinas, animales ya aplastados por máquinas, animales desplazados (...) en el recorrido que estamos haciendo estamos viendo ellos cómo tienen que atravesar las obras”.

Le puede interesarCon $220.000 se sancionará consumo de droga y alcohol en espacios públicos de Bogotá

Expertos y ambientalistas consultados señalaron que estas obras que se están desarrollando sí afectan los humedales. Así lo manifestó el exministro de ambiente Manuel Rodríguez: “Por supuesto que sí afectan; es decir, un humedal debe ser un sitio de contemplación y de conservación y digamos en términos de la ciudadanía, ese es el papel en lo posible".

Para Rodríguez, "las ciclorutas no tienen por qué estar dentro de un humedal o al borde de un humedal. No hay ninguna razón para eso, la ronda del humedal es una ronda que debe ser natural no debe ser una superficie dura". 

Entre tanto Orlando Rangel, profesor e investigador de ciencias naturales de la Universidad Nacional, dijo que la obra "pasa casi que a 50 centímetros de lo poco que queda de espejo de agua; por supuesto el efecto que va tener va incidir de manera muy negativa en las condiciones mínimas del humedal (y) el proceso de secamiento pues va aumentar".

Sobre las denuncias de la comunidad y la opinión de expertos y ambientalistas, la empresa de acueducto no ha dado una respuesta oficial, lo mismo que la Secretaría de Ambiente que es la entidad encargada de expedir estas licencias. 

En su momento el juez cuarto administrativo suspendió estas obras, por lo que la Alcaldía apeló la decisión ante el Tribunal de Cundinamarca que le dio la razón al juez para que defina el futuro de las mismas. Actualmente, el juzgado cuarto adelanta un incidente de desacato contra el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, por estos hechos.

El juez argumenta que el alcalde desconoció las medidas cautelares que ordenó en diciembre de 2018 y en las que se determinó suspender de manera temporal los efectos del Decreto 565 de 2017, a través del cual Peñalosa tenía previsto realizar obras dentro de los humedales de Bogotá. 

Hay que señalar que el distrito ha argumentado en su momento que estas obras están amparadas dentro del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) por lo que esta suspensión no aplicaría. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.