Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Fila para entrar alimentos a URI de Kennedy, en Bogotá
Fila para entrar alimentos a URI de Kennedy, en Bogotá
RCN Radio

RCN Radio recorrió cuatro de las cinco Unidades de Reacción Inmediata (URI) de la capital del país, para conocer de primera mano la situación de los detenidos.

Al llegar a las instalaciones de la URI de Puente Aranda, en el centro de Bogotá, lo primero que se nota es una fila de varias decenas de personas que llevan bolsas con pan, paquetes de pasabocas, papel higiénico y demás elementos básicos.

Se trata de los familiares de los detenidos que hacen fila desde las tres de la mañana, cada 15 días, para llevarle su alimento.

En contexto: La carta sobre el hacinamiento en las URIs del país

“Le traigo el mercado a mi hijo. La comida que le dan acá no es buena y cuando no hay todo lo venden caro; traigo cigarrillos porque medio paquete en la calle vale tres mil y adentro vale diez mil”, dijo la mamá de uno de los detenidos.

Mujer alistando mercado para su esposo, detenido en URI Puente Aranda
Mujer alistando mercado para su esposo, detenido en URI Puente Aranda
RCN Radio

Al preguntarles a los padres y madres no pudieron describir la situación real de sus seres queridos, debido a que desde diciembre solo pueden dejar el mercado pero no pueden verlos.

Muchos de ellos están allí desde hace más de cuatro meses y acaba de terminar una cuarentena por sarampión, según cuentan.

“La última vez que lo vi fue en diciembre. Cuando vine en los primeros días de enero me dijeron que estaban aislados por cuarentena, por un brote de sarampión. Imagínese, mi esposo tiene una colostomía y ha salido en ambulancia tres veces porque se enferma”, advirtió la esposa de otro detenido.

La URI de Kennedy, en el suroccidente de la ciudad, brinda un panorama similar. Con la diferencia de que allí no hay aislamiento y los familiares pueden ver a los detenidos.

Lea también: La sobrepoblación de las URI en cifras

Sin embargo, aseguran que la sobrepoblación de internos es la constante. Pasan las semanas sin que se resuelva su situación jurídica, por lo que algunos familiares llevan incluso colchones.

“Los muchachos están muy mal, no hay donde dormir y aunque los tratan bien los policías, están con personas de todas las calañas y no tienen espacio siquiera para dormir bien”, dijo un padre de familia.

La sobrepoblación interna también implica problemas sociales en los entornos, como nos lo advirtió una comerciante de la zona.

“Se supone que iban a estar acá por cinco años y ya vamos más de cuatro, ojalá se vaya la URI porque acá se acabó el comercio y hay carros con problemas judiciales abandonados en la calle, eso genera percepción de inseguridad, aunque la policía nos cuida”, dijo.

URI Paloquemao
URI Paloquemao
RCN Radio

También visitamos las Unidades de Reacción Inmediata de Paloquemao (centro) y de La Granja (noroccidente).

La entrada a ambas instalaciones las instalaciones se notaban despejadas, en comparación de los otros dos casos.

Sin embargo, al consultarle a las personas que entran y salen de allí, la respuesta sobre el exceso de detenidos es la constante y eso se evidencia en la circulación permanente de policías acompañando personas esposadas desde lugares tan lejanos como Usaquén o Suba.

Uno de los empleados que conversó con nosotros con la condición de no ser grabado, confirmó la sobreocupación en el caso de la sede Paloquemao.

La labor de los policías también se ve afectada por la alta ocupación del de las URI. Hablamos con un uniformado quien nos aseguró que, en ocasiones, las diligencias para hacer legal la detención pueden tardar entre cinco y seis horas.

El tiempo que tarda un policía realizando dichas diligencias es tiempo que se le resta a su labor de patrullaje en las calles.

Todas las personas por las que hablamos en estas Unidades de Reacción Inmediata están de acuerdo en que el problema del hacinamiento es crónico y estos lugares destinados al paso temporal de detenidos terminaron siendo un lugar de reclusión permanente.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.