Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Indígenas embera, en Bogotá
Un indígena embera se encuentra en un refugio improvisado, en el Parque Nacional en Bogotá.
AFP

Aunque la travesía no termina,  las condiciones al fin parecen mejorar para las comunidades indígenas que habitaron el Parque Nacional de Bogotá, por cerca de ocho meses. 

Durante este tiempo, 15 comunidades indígenas permanecieron a la intemperie, después de ser desplazadas debido al conflicto armado que se vivía en sus territorios de origen: los departamentos del Chocó y Risaralda. 

Cruzar por el Parque Nacional, uno de los lugares más frecuentados por los bogotanos, era ser testigo a simple vista de las condiciones en las que permanecían las comunidades. Campamentos improvisados (e inundados), fogatas en las noches y falta de condiciones de sanidad, fue el panorama durante este tiempo por este sector del centro de la ciudad. 

Le puede interesar: Tras reubicación de indígenas, así será la recuperación del Parque Nacional

La permanencia de los embera en este lugar, que se vio seriamente afectado por las condiciones climáticas de la capital, dejó también a dos niños menores de tres años fallecidos, tres partos y signos de desnutrición en los cerca de 600 niños que allí permanecieron. A su vez, los adultos mayores padecieron de enfermedades respiratorias, también causadas por el clima y la falta de sanidad que tuvo el lugar. 

A su vez, los conflictos tampoco estuvieron lejos de suceder, pues son muchos quienes aún recuerdan el asesinato de Hildebrando Rivera, a quien un grupo de indígenas habrían asesinado por haber atropellado a una mujer embarazada y a su hija. Y es que ciertamente, el arrollo de vehículos a indígenas fue otra de las problemáticas que desencadenó esta ubicación para los embera, pues cruzar con frecuencia la carrera Séptima, resultó ser otra de las grandes complicaciones. 

No obstante, tras un acuerdo pacífico, este jueves más de 1.500 indígenas abandonaron en su totalidad el Parque Nacional, lugar que ya entró en recuperación. 

Lea también: Hombre denunció que un estudiante de colegio lo apuñaló en Soacha

¿Qué sigue para los indígenas embera? 

Para este viernes 13 de mayo las comunidades permanecen en casas de apoyo del Distrito, ubicadas en diferentes puntos de la ciudad (como en la localidad de Los Mártires) y otra buena parte, está ubicada en la UPI de La Florida. 

Allí, las comunidades permanecerán en un periodo no mayor a 25 días, tiempo en el que la Unidad para las Víctimas deberá entregar las asistencias necesarias mientras se cumple su traslado, así como también para su retorno a municipios de Mistrató y Pueblo Rico en Risaralda, y Bagadó en el departamento del Chocó. 

De acuerdo con el Distrito, el retorno de las comunidades a sus departamentos se daría a principios del mes de junio. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.