Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Los cuatro dolores de cabeza de los biciusuarios en Bogotá

Foto AFP

Los usuarios de la bicicleta en Bogotá le recordaron al Distrito las cuatro problemáticas que desalientan el uso masivo de la bicicleta en la ciudad.

La seguridad es la primera preocupación de los ciclistas. La percepción de los usuarios entrevistados por RCN La Radio es que cuando conducen son presa fácil de los ladrones especializados en el robo de estos vehículos.

"Al lado del humedal que da contra Suba Rincón, ahí me robaron una bicicleta buena que tenía, los ladrones siguen ahí, por eso me compré una de segunda, para que no me la roben porque con una bicicleta nueva son capaces de que le quitan la cabeza a uno", dijo uno de los afectados por la inseguridad y quien aseguró que los ladrones siguen frecuentando el sitio.

Otro advirtió que "siempre le toca irse a uno acompañado por otros ciclistas, cuando no son los otros ciclistas los que quieren robarlo a uno, ¿entonces qué hacemos?".

El segundo problema con el que deben vivir los biciusuarios en la capital del país es el de la contaminación ambiental y auditiva, producida según ellos, en mayor medida por los buses de servicio público.

"Váyase por la Calle 68 hacia el barrio Siete de Agosto, yo hago el recorrido para ir a trabajar y cuando llego al trabajo la camisa está sucia, como si hubiera limpiado el polvo con ella", expresó un asiduo de la bicicleta.

Una mujer que por el día sin carro quiso salir de su casa y tomar la Avenida Boyacá hacia el norte advirtió que "yo siento que me quedé sorda, me quedó un pitido por andar al lado de todos los buses y camiones que le pitan todo lo que se mueva. Eso es muy estresante y por eso es que la gente tampoco sale".

El tercer inconveniente es el de la falta de cultura ciudadana. Los peatones y los automóviles son quienes más desalientan el uso de la bicicleta con su comportamiento, según algunos entrevistados.

"Es que las ciclorutas están en el andén y uno no tiene la culpa, pero vaya usted por la carrera 11, la gente se atraviesa aún sabiendo que uno va por su vía, son muy groseros y uno se baja a la vía y la cosa es igual pero con los carros y las motos", dijo.

Pero también otros ciclistas desalientan el uso de la bicicleta. Es el caso de la cicloruta que rodea la Biblioteca Virgilio Barco, frecuentada por ciclistas profesionales que la recorren a gran velocidad.

"Me escupieron porque iba en el otro sentido de la vía, también me gritaban improperios porque no les daba la vía, el grupo de ciclistas se la tomó por su cuenta", dijo un usuario afectado.

La cuarta de las dolencias de los biciusuarios es la infraestructura: mientras se ha extendido considerablemente la red de nuevos bicicarriles (ciclorutas en vías vehículares), las antiguas ciclorutas en anden tienen problemas de mantenimiento en muchos tramos.