http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/SecSeguridadBogotaENE04.mp3 El secretario designado de Seguridad, Daniel Mejía, explicó los objetivos principales que tendrá al frente del cargo en Bogotá como la intervención de más de 700 puntos calientes identificados; el ataque a 10 bandas que operan cerca a colegios y el trabajo en los 100 parques con mayor registro de criminalidad. En diálogo con RCN Radio, Mejía señaló que en el tema de seguridad la administración de Enrique Peñalosa se concentrará los primero 100 días en varios frentes para "mostrar liderazgo en las políticas de seguridad". Según explicó el Secretario, se hará una intervención en los 750 puntos calientes de crimen identificados, cuadras de Bogotá donde se concentra la mayor cantidad de delitos como homicidios, hurto a celulares y vehículos y microtráfico. "Vamos a intervenirlos en varios frentes, uno con el tema de policías y los habitantes de calle, para lo cual haremos un trabajo con la Secretaría de Integración Social", indicó. "El segundo frente es la intervención de los 100 parques con mayor tasa de criminalidad y allí la intervención será situacional con iluminación, arreglar los juegos, podar los árboles y mayor seguridad", agregó. Las autoridades también se concentrarán es el primer trimestre en la desarticulación de las 10 principales bandas dedicadas al microtráfico cerca a los colegios y las 10 principales bandas que delinquen en el hurto de celulares. Mejía reconoció que no se podrá incrementar significativamente el número de policías en la ciudad al menos durante el primer año de la administración de Enrique Peñalosa. Dijo que se instalarán más botones de pánico, cámaras de seguridad y fortalecimiento de las políticas de seguridad en los barrios. "Tenemos que trabajar de la mano con la Secretaría de Educación para prevenir la delincuencia y evitar el reclutamiento de menores", agregó Daniel Mejía. Para el Secretario de Seguridad está demostrado con estadísticas cómo personas que por falta de pruebas se soltaban pese a los delitos cometidos. "Hay que castigar de manera efectiva a quienes son reincidentes", dijo y agregó que aunque Bogotá tiene una de las tasas más bajas de homicidio con respecto a las grandes capitales, siguen siendo muy preocupantes las estadísticas. "Nos preocupan muchos las riñas y las lesiones personales, lo mismo que la percepción de inseguridad de los ciudadanos; tenemos que lograr que la gente empiece a sentirse más segura", puntualizó Daniel Mejía.