Cargando contenido

En total fueron planteados nueve puntos por parte de esa entidad.

Seguridad en Bogotá
Seguridad en Bogotá
Colprensa

La Veeduría Distrital de Bogotá dio a conocer un documento compuesto por nueve puntos, donde plantea los retos que tiene el próximo alcalde para mejorar la seguridad en la ciudad y reducir la violencia.

Esa entidad aseguró que después de que el Distrito instalara cerca de 3.500 cámaras de video vigilancia, el primer reto será "asegurar recursos para el mantenimiento y operación efectiva" de las mismas y vehículos asignados para esa labor.

Desde la Veeduría afirmaron que el segundo reto tiene que ver con el fomento de las denuncias y el mejoramiento de la calidad de la información que manejan las autoridades, sobre índices de inseguridad en la ciudad.

Lea tambiénInvestigan muerte de joven que había sido trasladado a un CAI en Bogotá

El próximo alcalde debe "mantener la metodología establecida para el cálculo del indicador y generar información estadística para focalizar los esfuerzos de seguridad en las zonas con mayor incidencia de delitos de alto impacto", dijo.

Por otro lado, las medidas sobre el porte ilegal de armas y la optimización de la investigación criminal configuran otro reto para la próxima administración, a pesar de el índice de homicidio se redujo en la ciudad entre 2015 y 2018.

Según esa entidad, otro de los desafíos que debe afrontar la ciudad en los próximos cuatro años "es el fortalecimiento de la estrategia de vigilancia por cuadrantes, especialmente en las localidades con mayor incidencia de este tipo de delitos".

El siguiente punto que plantea la Veeduría, asegura que la ciudad debe atacar toda la cadena del delito que inicia en el hurto y termina en la venta de lo robado, argumentando que se presenta aumento en ese delito en las cifras de entre 2017 y 2018.

Lea acáCada semana nacen cinco hijos de niñas menores de 14 años en Bogotá

La Veeduría también señaló que que es necesario para la capital "comprometerse con la financiación de al menos 10.500 policías más para cubrir el déficit de uniformados que actualmente presenta la ciudad y así alcanzar el estándar internacional".

Desde allí plantean que se debe lograr una tasa de 300 policías por cada 100.000 habitantes, mejorar la convivencia entre habitantes y generar entornos escolares seguros libres de droga.

Finalmente, la entidad enfatizó en la necesidad de "finalizar la construcción del nuevo Comando para la Policía Metropolitana y hacer operativos los Consejos de Seguridad y los Comités Civiles de Convivencia".

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido