Cargando contenido

El ente de control advierte sobre posibles sobrecostos en la megaobra, que empezará a construirse este año.

Un render del Metro de Bogotá
Un render del Metro de Bogotá
Foto de la empresa Metro de Bogotá

La Contraloría General de la República dio a conocer los resultados sobre la auditoría que realizó a la construcción de la primera línea del Metro de Bogotá, en la que alerta sobre riesgos entorno al proyecto y hallazgos administrativos.

En el informe entregado por el ente de control se detalla que uno de los riesgos está relacionado con el hecho de que no se guarda relación directa entre lo establecido en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) respecto a la Primera Línea del Metro de Bogotá.

Le puede interesar: Seguridad y movilidad, prioridades para alcaldías de Bogotá y Soacha

Además, que la licitación que dio origen a la escogencia del contratista lo que puede terminar en la generación de sobrecostos.

A esto se suma que el proceso de adquisición predial no garantiza que los terrenos adquiridos estén ubicados sobre el trazado definido en el Plan de Ordenamiento Territorial vigente, generando diferencias que podrían convertirse en pagos innecesarios.

Además, el proyecto no cuenta con una evaluación completa del costo total la obra, que incluya los estudios y gastos realizados antes de que la Alcaldía de Bogotá decidirá hacer el metro elevado y no subterráneo.

Como resultado de la auditoría, la Contraloría General de la República constituyó seis hallazgos administrativos, de los cuales uno tiene presunta incidencia disciplinaria y uno indagación preliminar.

La entidad aclaró que se abrirá indagación preliminar para establecer los valores pagados por los entregables ambientales, ya que se dieron varias contrataciones por el mismo concepto, “lo cual se configura en una presunta gestión antieconómica, por no ser necesaria ni oportuna la contratación para cumplir con el objeto contrato, en cuantía por determinar”.

En el documento también se indica que no evidenció dentro de la estructuración financiera los estudios o instrumentos técnicos que sustenten la distribución de los porcentajes sobre el ingreso por explotación comercial de 60 % para la Empresa Metro y 40 % para el Concesionario.

Más aquí: Gerente del Metro de Bogotá continuará en su cargo en administración López

“Tampoco se evidenció mecanismos de control que permitan tener un conocimiento y hacer seguimiento sobre las negociaciones que realice el concesionario, para generar el ingreso por explotación comercial”, afirma la Contraloría.

Finalmente, el ente de control señaló que la Empresa Metro de Bogotá deberá elaborar o ajustar el Plan de Mejoramiento que se encuentra vigente, con acciones y metas de tipo correctivo o preventivo, dirigidas a subsanar las causas administrativas que dieron origen a los hallazgos identificados.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido