Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

vperalta
Lucho Díaz, El embolador
Lucho Díaz, El embolador
Colprensa

Uno de los personajes que marco la política bogotana fue Luis Eduardo Díaz, más conocido como Lucho ‘El embolador’, por el oficio que desempeñaba antes de ser elegido como concejal de la capital del país.  

Sin embargo, en medio del cambio de vida que tuvo Lucho con la fama que adquirió y el sueldo que comenzó a devengar, se presentaron varios episodios que lo pusieron en el ‘ojo del huracán’.  

Le puede interesar: Condenan a excandidato al Concejo de Buenaventura por asesinato del líder Temístocles Machado

Su historia conmovió a cientos de bogotanos, ya que aseguró que no quería hacerse rico, sino pagarle una operación a una de sus hijas que sufrió serias quemaduras en su niñez. Además, la opinión pública lo sentía cercano al personaje del fallecido humorista Jaime Garzón, Heriberto de la Calle.  

Lucho Díaz
Lucho Díaz
Colprensa

Aunque con el pasar del tiempo, se hablaba de varias borracheras y escándalos públicos del concejal. De igual manera, encontraron en el pasado de Lucho, una condena por robo. No importó que lo hubiera hecho en medio de la física necesidad, para salvarle la vida a su hija, que permanecía hospitalizada con graves quemaduras.  

Así las cosas, la Procuraduría lo destituyó e inhabilitó por 13 años, mientras él había solicitado una licencia de tres meses y participaba en el reality del Canal RCN, 'La isla de los famosos’.  

Lea también: 

La vida sin preocupaciones le duró muy poco, sin embargo, lo que pocos saben es la bondad que tuvo Lucho el embolador. Con su primer sueldo en el Concejo, ($ 9 millones) llevó a su familia de compras, adquirió un carro y se trasladó a una casa más grande en el barrio 20 de julio 

Además de sus problemas con el licor, le pasó cuenta de cobro su escasa preparación para un cargo público. Pese a ello, saco adelante el proyecto para reglamentar la vasectomía, y el del uso de piercing y tatuajes. 

Luis Diaz, lucho el embolador
Luis Diaz
Colprensa

La familia de Lucho  Díaz

La hija mayor del exconcejal ya supera los 42 años y su vida estuvo marcada por el rechazo, por las cicatrices que le dejaron las quemaduras que sufrió cuando era pequeña, en el 70 % de su cuerpo y rostro.  

Justamente, en una entrevista para un medio nacional, ‘Marcelita’, como le dice cariñosamente Lucho, comentó que los buses la dejaban con la mano estirada porque pensaban iba a pedir limosna. 

Lucho Díaz, el embolador
Lucho Díaz, el embolador
Colprensa

"Me ven la cara desfigurada y, entonces, piensan que voy a subirme a pedir limosna. A veces, incluso, me toca llamar a mi papá para que él parara el bus", aseguró.  

La segunda hija de Lucho se llama Leidy Johana, tiene cerca de 37 años y es el vivo retrato de Gloria, su mamá. 

Vea aquí: Adición presupuestal al Distrito favorecerá proyectos de inversión social: presidente del Concejo de Bogotá

Aunque no se ha confirmado, ‘El embolador’, como cariñosamente se le conoce a Luis Eduardo, tendría otras dos hijas mayores.  

Matrimonio de Lucho Díaz, el embolador
Matrimonio de Lucho Díaz, el embolador
Colprensa

Lucho sigue con su fiel compañera, Gloria Esperanza Vargas, quien le ahuyentó varias mujeres que intentaron seducirlo cuando logró un puesto de poder.  

Hoy en día, 22 años después de su paso por el Concejo, Lucho Díaz volvió al barrio Diana Turbay y montó un puesto de empanadas en la calle 85 con carrera 11, plena zona rosa de Bogotá.  

Sus ventas le dan para vivir una vida tranquila, sin lujos pero tampoco necesidades, en compañía de su familia. 

Lucho Díaz, El embolador
Lucho Díaz, El embolador
Colprensa
Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.