Cargando contenido

Transmilenio deberá asumir esa carga tributaria que se les quita a los operadores, según la denuncia.

TRANSMILENIO PORTALES PASAJEROS CONTAMINACION BUSES
Transmilenio. Imagen de referencia.
Inaldo Perez / Sistema Integrado Digital

La concejal de Bogotá María Fernanda Rojas reveló que, con el nuevo esquema de renovación de la flota de los 1.440 buses del componente troncal que llegarán en las próximas semanas a la capital, la empresa Transmilenio podría llegar a pagar hasta más de $12 mil millones anuales en impuestos por estos nuevos buses.

Según explicó la concejal, "en el esquema usado tradicionalmente este impuesto por la propiedad de los buses lo pagaba el privado. Pero con la polémica licitación de Transmilenio, la propiedad de los buses pasará de los proveedores a Transmilenio".

Rojas explicó que la empresa distrital concesiona la flota a los operadores, pero la propiedad como tal queda en manos de Transmilenio, "por lo tanto es quien debe cancelar la carga tributaria y no el privado".

Lea másConozcan las ofertas de empleo que se abrirán en Bogotá el 28 de mayo

Agregó que “como si no fuera suficiente, el déficit de los $575 mil millones que alcanzó el sistema en 2108, ahora Transmilenio deberá asumir esa carga tributaria que se le quita a los operadores con la licitación que desde el inicio cuestioné, porque casi la mitad de la flota que llegará a Bogotá es de tecnología obsoleta en buena parte del mundo”.

Así mismo señaló que, aunque la intención de dividir operador y proveedor parecía una buena iniciativa para restar poder a los privados, los resultados no fueron los esperados.

"Se crearon consorcios operadores y otros proveedores, que en la práctica tenían los mismos socios. En otras palabras, eran la misma empresa dividida en dos", indicó la cabildante.

Agregó que "al final terminamos con la misma relación de poder, pero ahora es Transmilenio quien pagará los impuestos de propiedad de la flota de más de 1.400 buses”.

Otro de los cuestionamientos es que el nuevo esquema hace necesarios movimientos de capital que antes no eran requeridos, a través de distintas entidades financieras. Esto no tendría mayor problema a no ser por el impuesto del 4x1.000.

Le puede interesarDocumento que ordenaba demolición de puente de Gran Estación habría desaparecido

"Cada uno de esos movimientos generará para este caso un cobro tributario a través del cuatro por mil. Es importante recalcar que en el esquema actual en operación solo se paga una vez este impuesto ¿Quién va a asumir la carga de pagar dos veces", enfatizó Rojas.

La concejal bogotana precisó que "todavía no es claro cómo impactarán los nuevos contratos a la tarifa técnica del sistema. Se espera que ya que no llegarán buses con tecnologías realmente limpias, haya una baja significativa en la tarifa técnica que ayude a reducir el multimillonario déficit de sistema de transporte masivo".

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido