Cargando contenido

Viven en condiciones de hacinamiento y con graves problemas de salubridad.

Indígenas Embera
RCN Radio

Un grupo de  indígenas de la comunidad Embera que vive en el centro de Bogotá, denunciaron que al menos 20 menores de edad de esa misma tribu, se encuentran en riesgo de desnutrición.

Rcn Radio hizo un recorrido en el popular barrio La Favorita en el centro de Bogotá, en donde se concentra la mayor cantidad de integrantes de esa comunidad. Son unos 270 los indígenas ubicados en un edificio del sector y quienes señalaron que atraviesan por una difícil situación como consecuencia de la falta de alimento para los niños y las enfermedades que han aumentado de manera progresiva y sin control.

“Cada día tenemos más hambre no hay comida, pedidos apoyo de las autoridades aquí los niños se enferman mucho con vomito, diarrea y fiebres, no tenemos plata para pagar la pieza en donde nos estamos quedando”, dijo uno de los líderes de esa comunidad.

Esta semana se conoció la muerte de un menor de 3 años integrante de esa comunidad indígena, por causas asociadas a la desnutrición. Lo voceros de esa comunidad advierten que en los últimos años han muerto cuatro niños por las mismas circunstancias.

“Ya van cuatro niños que se han muerto en este sitio. Pedimos que por favor nos ayuden a volver a nuestro territorio porque este lugar donde vivimos es muy peligroso”, puntualizó otro indígena.

Esa comunidad Embera manifestó que hay un abandono por parte del Estado, ya que han tenido que vivir el fenómeno de la violencia que los obligó un día a abandonar sus tierras y que ahora los tiene en el olvido en una ciudad en donde no cuentan con las mínimas condiciones para subsistir de manera digna.

“Me tocó salir corriendo de mi región por las balas y la violencia del conflicto, llegue a Bogotá pensando que todo iba hacer diferente que íbamos a tener la ayuda del Gobierno, pero nos sentimos abandonados”, expresó otro Embera.

Maria Adelaida Palacios, Subsecretaria de Gobierno de l Distrito, se refirió en comunicación con RCN Radio, a los planes de ayuda para esa comunidad indígena y anunció que  el próximo mes se tiene programado el retorno de ellos a sus lugares de origen

“Hemos emprendido un ejercicio a través de esta mesa que permite una interlocución a nivel nacional para que esta situación de 10 años de la comunidad Embera en Bogotá esperando un retorno, se adelante de manera pronta... hemos logrado que para junio de 2018 el Gobierno Nacional se comprometa al retorno”, sostuvo Palacios.

Sobre el menor indígena de 3 años que pertenecía a la comunidad embera que murió por síntomas asociados a  la desnutrición, el Distrito reveló que también sufría de epilepsia y tenía una condición de discapacidad bastante compleja.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido