Cargando contenido

Los niños menores de cinco años son los más afectados por enfermedades respiratorias en la ciudad.

En último año, más de 2.000 ciudadanos murieron por mala calidad del aire en Bogotá
En último año, más de 2.000 ciudadanos murieron por mala calidad del aire en Bogotá
AFP

Este miércoles la Secretaría de Salud dio a conocer unas cifras desalentadoras sobre las enfermedades asociadas a la mala calidad del aire en Bogotá. Asimismo, alertaron que los niños menores de cinco años son los más vulnerables a los problemas de contaminación en la capital.

En 2019, 2.165 ciudadanos murieron en la capital por la mala calidad del aire entre ellos mujeres, niños y adultos mayores. Estas enfermedades se relacionan principalmente con muchas afectaciones a nivel pulmonar, respiratorio y cardiovascular.

Según los reportes del Sistema de Vigilancia en Salud Pública de la Secretaría de Salud, el año pasado se reportaron 44.059 casos de menores de cinco años enfermos, sufriendo principalmente afectaciones agudas de respiración. 

Lea también: Perrito pilló tremendo cargamento de 'cocaína encauchetada' en El Dorado de Bogotá

La institución indicó que los menores de cinco años son la población más vulnerable a estos problemas respiratorios, pues desde el año 2013, el Distrito ha reportado cerca de 40.000 casos de niños afectados por la mala calidad del aire.

Las segundas víctimas, según el estudio, son las personas mayores de 25 años, pues 1.789 personas fallecieron por enfermedades cerebrovasculares y del corazón por la contaminación.

Lea también: Camioneta robada en Puente Aranda puso a voltear a la policía antiexplosivos

En ese contexto, la Secretaría de Salud de Bogotá realizó un listado de recomendaciones para que los padres de familia puedan proteger la vida de sus hijos:

  • Evite que los menores con síntomas de enfermedades respiratorias están al aire libre, en calles o parques.
  • No llevar a menores de tres meses a lugares concurridos.
  • Si tienen secreción nasal, deben realizarse lavados con suero fisiológico o solución salina tibia mínimo tres veces al día.
  • Revisar y completar los esquemas de vacunación del niño
  • No exponerlos al humo del cigarrillo ni al contacto de personas con gripa.
Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido