Cargando contenido

La Personería aseguró que miles de personas pueden estar conduciendo sus vehículos, ignorando que su licencia se encuentra suspendida.

Policía de Tránsito impartiendo un comparendo
Policía de Tránsito impartiendo un comparendo
Colprensa

La Personería de Bogotá denunció que la Secretaría de Movilidad impuso de forma irregular más de 250 mil comparendos electrónicos, que suman unos $110 mil millones, valiéndose de una errónea interpretación de las normas.

La entidad determinó que la Secretaría de Movilidad utilizó en el último año, dispositivos electrónicos fijos (cámaras que se encuentran en las vías) sin la autorización del Ministerio de Transporte para imponer comparendos, durante el periodo comprendido entre el 22 de septiembre y el 10 de diciembre de 2018.

Según la Personería, desde hace un año operan 600 dispositivos electrónicos móviles, destinados para el apoyo del “control en vía” como si fueran dispositivos fijos de detección electrónica, es decir, utilizándolos para imponer comparendos en procedimientos de calle, cuando dichos equipos deberían ser utilizados para fines disuasivos, pedagógicos, de análisis de tráfico o recolección de evidencia.

Le puede interesar: Estos son los dos consorcios que compiten por el Metro de Bogotá

La Personera Carmen Teresa Castañeda, estableció que la autoridad de tránsito impuso fotocomparendos (con dispositivo móvil y notificación por correo físico), pese que el conductor estaba presente al momento de la comisión de la infracción, en lugar de realizar el procedimiento de forma manual, garantizando el derecho del infractor a conocer la sanción de manera personal.

"Se encontró un aumento promedio del 446% en la imposición de comparendos a partir de noviembre de 2018, empleando dispositivos móviles. A manera de ejemplo, en promedio, más del 70% de las infracciones correspondientes al código C02 (alrededor de 135 mil comparendos al año) se imponen a través de dispositivos de ayuda técnica, mientras que sólo el 30% restante se realiza de forma manual", precisó la funcionaria.

Agregó que "revisando el proceso de notificación de los fotocomparendos se encontró que el 54%, es decir, más de 90.000 comunicaciones enviadas en 2018, no fueron entregadas de forma efectiva, generando que los presuntos infractores no pudieran acceder a los descuentos por pronto pago y la realización del curso pedagógico. Tampoco pudieron ejercer de manera oportuna el derecho de contradicción o, por lo menos, pagar la sanción sin intereses".

Revisión de Taxímetros 

Otra irregularidad denunciada por la Personería,  se presentó en el procedimiento para la revisión del funcionamiento y calibración de los taxímetros, "ya que la ciudad no cuenta con reglamentación sobre las condiciones de operación y mantenimiento de estos equipos, ni con un listado de empresas o personas autorizadas para certificarlos, a través de sellos o etiquetas adhesivas"

De interés: En abril iniciaría la construcción del Metro de Bogotá, según Peñalosa

La Personería evidenció que dentro de las resoluciones en las que la Secretaría de Movilidad establece los denominados “Carriles Preferenciales”, se imponen limitaciones a la circulación de vehículos sobre estos espacios, situación que para el caso de los taxis, estaría en contravía de la normativa.

En lo corrido del 2019 se han suspendido más de 37.000 licencias y sólo se han notificado de manera personal al 41% de los conductores, lo que lleva a pensar que cerca de 23.700 ciudadanos, pueden estar conduciendo sus vehículos, ignorando que su licencia se encuentra suspendida y las implicaciones que esto acarrea.

"Esta situación resulta más crítica, si se considera que dichas suspensiones pueden ser el resultado de comparendos aplicados por la Secretaría bajo supuestos normativos y/o procedimientos errados, causando con ello, una sanción desproporcionada a la ciudadanía y vulnerando así sus derechos al debido proceso y a la seguridad jurídica", indicó la Personería de Bogotá.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido