Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Cerros de Bogotá.
Cerros de Bogotá. Cortesía: CAR.

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) anunció que antes el próximo 30 de agosto, más de 600 predios ubicados en la reserva forestal protectora Bosque Oriental de Bogotá deberán pagar la Tasa Compensatoria por la utilización Permanente de esta reserva, correspondiente a la vigencia 2020. 

Esa entidad explicó que "en estos predios se construyeron viviendas consideradas como legales debido a que lo hicieron antes del 2005, año en el que se delimitó la reserva y se adoptó el plan de manejo ambiental, por lo que se les reconoció la preexistencia". 

Puede leer: Microplástico en ríos y playas de Buenaventura ocasionaría graves daños a la salud

La CAR indicó que este cobro "lo deben asumir los propietarios ante la autoridad ambiental por el uso de los atributos de este ecosistema y es distinto al impuesto predial u otro tipo de obligaciones tributarias que tienen los ciudadanos en Bogotá".

Esa entidad agregó que en los próximos días estarán notificando de los cobro a los propietarios a través de correos electrónicos que hayan sido informados anteriormente.

"Así mismo, la Corporación informó que el 30 de septiembre vence el plazo para el pago de la tasa por utilización de aguas, obligación que deben asumir aquellos habitantes de la jurisdicción que usen el recurso hídrico, con o sin concesión de aguas", señaló la CAR. 

Lea más: En riesgo 194 familias por ocupación ilegal en cerros orientales: Personería de Bogotá

La autoridad ambiental indicó que quienes "no cumplan con estas obligaciones en los términos establecidos deberán asumir intereses y el inicio del proceso de cobro coactivo".

Cabe recordar que a inicios de este año, fueron suspendidas 10 obras ilegales en los cerros orientales de Bogotá, en un operativo realizado por la Secretaría Distrital de Gobierno, la Alcaldía Local de Usaquén, la Secretaría de Hábitat, la CAR y la Policía. 

"Estaban afectando gravemente el medio ambiente y poniendo en riesgo a la comunidad del sector conocido como Lomitas en la localidad de Usaquén y habitantes de algunos predios ubicados en zona rural limítrofe del municipio de La Calera (Cundinamarca)", indicaron las autoridades presentes en este hecho. 

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.