Cargando contenido

Una masiva asistencia de los ciudadanos caracterizó la jornada que se llevó a cabo hasta la madrugada.

Ciclovía nocturna en Bogotá
Juan Manuel Vargas Ovalle

Miles de personas asistieron a la jornada de ciclovía nocturna que se llevó a cabo en las principales vías de la capital del país, la actividad programada por la Alcaldía Mayor de Bogotá estuvo caracterizada por la asistencia de jóvenes que no solamente recorrieron las calles en sus bicicletas sino que también se reunieron a departir en diferentes puntos de la ciudad. 

En contexto: Con normalidad se llevó a cabo la ciclovía nocturna en Bogotá

Uno de los puntos más concurridos fue el Parque Nacional ubicado en el oriente de la ciudad. En este punto se llevó a cabo un concierto al aire libre de música electrónica al que asistieron cerca de 500 jóvenes, entre tanto, quienes asistían en familia se dedicaron a recorrer el parque para disfrutar de los alumbrados navideños. 

Salomé, tiene 19 años, y a pesar del frío de Bogotá, que en la noche desciende hasta los ocho grados centígrados, decidió asistir en 'shorts', vino en su bicicleta desde la localidad de Tunal, acompañada de su 'parche' (grupo) de amigos, y lo que más disfrutó de la jornada fue la música. 

"Es lo mejor porque todos podemos bailar cómo queramos y nadie juzga a nadie sólo son vibras buenas, la ciclovía es una experiencia muy buena para todas las edades por que se sale de lo cotidiano y se ve lo hermoso que es Bogotá que es la capital mundial de la bicicleta (...) los jóvenes en general nos abrimos a este tipo de experiencias", dijo la joven en diálogo con RCN Radio.  

Le puede interesar: Tres mil policías reforzarán la seguridad en la ciclovía nocturna de Bogotá

A pesar de la masiva asistencia de jóvenes, las familias también fueron protagonistas de la noche, Alan tiene cerca de 25 años y vino con su hija de año y medio y con su esposa, a pesar de los problemas de movilidad decidieron traer su carro particular por comodidad de la menor. 

"Bien que integren a la familia y los niños para que hagan deporte y que todo sea sanamente, mi hija ha estado contenta, sonriendo y bailando con la música", manifestó Alan.  

Cómo ya es tradicional para esta jornada, la oferta gastronómica y de ventas informales acompañó la jornada, en el lugar se vendían toda variedad de comidas rápidas y bebidas. Desde mazorcas asadas y pinchos hasta hamburguesas y perros calientes; y desde café y aromática, hasta 'cholaos', gaseosas e inclusive cerveza en lata.

Jorge tiene 35 años y vende mazorcas y pinchos, vestido con una bata blanca y guantes de plástico asegura que la jornada fue productiva, antes de la medianoche ya había vendido casi todo. "Gracias a Dios me ha ido bien, traje cerca de 60 mazorcas y 70 pinchos y sólo me quedan como 10", los precios van desde los 3 mil hasta los 8 mil pesos dependiendo del tamaño de la mazorca o de la variedad del pincho. 

Sin embargo, no a todos los comerciantes les fue también, muchos aseguran que las ventas han disminuido en comparación con jornadas anteriores y que a pesar de la masiva asistencia, las ganancias no fueron buenas debido también a la competencia, y es que en el Parque Nacional había fácilmente más de 100 puestos de ventas ambulantes. 

"Yo llevo trabajando en el parque cinco años, para esta temporada y a esta hora (cerca de las 11 de la noche) ya había vendido unos 300 mil pesos, y hoy a penas llevó unos 120 mil", dijo Jhoana Muñoz, una mujer ya entrada en los 40 que vende tintos a mil pesos y aromáticas a 2 mil. 

Más información: Listos puntos y recorridos de la ciclovía nocturna navideña en Bogotá

Las ventas informales también generan algún tipo de inconformidad en algunos ciudadanos que transitaban por la Carrera Séptima "Falta un poco más de cultura por parte de los vendedores ya que se atraviesan demasiado, obstruyen la vía y a veces no hay ni por dónde pasar", aseguró Fernando, quién asistió en compañía de su hijo de ocho años,  los dos vestidos con chaqueta verde reflectiva y con el mismo modelo de casco y botas.

Oficialmente la jornada estaba programada hasta la medianoche, hora en la que nuevamente se habilitaron las vías para el tránsito de vehículos, pero a la una de la madrugada aún quedaban miles de personas en las calles, lo cual generó trancones y problemas de movilidad, sin embargo sobre las dos de la mañana la ciudad volvió a la normalidad.

Según el balance oficial 3’267.662 personas asistieron a esta jornada que estuvo acompañada por 360 Guardianes de Ciclovía, 1.200 policías, 90 funcionarios de logística. 

Jornada de ciclovía nocturna en el Parque Nacional
Juan Manuel Vargas Ovalle
Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido