Descontentos se mostraron los comerciantes con la propuesta del Distrito de ampliar el pico y placa en la ciudad, según Juan Esteban Orrego, presidente de Fenalco Bogotá, esta restricción tendría un impacto negativo en el comercio y afectaría las ventas.

"Poner el pico y placa todo el día tendría un efecto negativo en el comercio, pues las personas no gozarían del tiempo para ir a realizar las compras que actualmente hacen después (...) si uno sale a las 8:30 p. m. es más difícil ir a cenar por lo tarde, o ir hacer mercado, en fin, esas actividades nocturnas quedarían relegadas y la ciudad perdería atractivo turístico”, recalcó Orrego.

Igualmente el dirigente gremial sostuvo que el transporte público no está en la capacidad de atender tanta demanda de pasajeros, “la ciudad aún no tiene la capacidad de atender las necesidades en transporte público de todos sus habitantes, por lo que restringir aún más a los vehículos particulares implicaría que cada día aumentara en más de un 20% el flujo de personas en los medios de transporte, generando mayor incomodidad a los usuarios”.

Los comerciantes le pidieron al Concejo Distrital realizar control político frente al tema, recordando que esta restricción era temporal y surgió con el fin de realizar un mejoramiento de la malla vial que, según ellos, quedó permanente al igual que los problemas.

“Cualquiera de las dos propuestas es mala, lo que están buscando es desincentivar el uso del vehículo particular lo cual se puede si se genera una alternativa, pero en Bogotá no la hay, y el Concejo tiene la potestad de frenar esta medida que además afecta el derecho a la libre circulación de los ciudadanos”, puntualizó el líder gremial.