Cargando contenido

Los hechos se presentaron en la tarde del miércoles.

TORRE CONTROL EL DORADO
Colprensa

Este 14 de febrero tuvo que ser cerrado el aeropuerto El Dorado por más de 20 minutos, luego de que se presentaran fallas en los sistemas de operación de los controladores aéreos. La versión de la Aeronáutica Civil y la de los controladores aéreos se contradice. 

Por un lado, el subdirector de la Aeronáutica Civil, coronel Édgar Sánchez, asegura que esto no fue una falla normal."No fue una falla normal. Es la primera de este tipo en el nuevo centro de control. Se aplicaron todos los protocolos establecidos", indicó Sánchez. 

Dijo que no se perdió completamente la comunicación dado los protocolos que exigen los sistemas de respaldo a todas las bases principales, en este caso, las herramientas de comunicación. 

El coronel Sánchez explicó que falló el sistema principal (el de soporte) y por eso acudieron al tercer elemento de comunicación conocido como "el radio". 

"Los controladores imparten instrucciones a través del radio conocido como el último recurso. Se puede evidenciar como las grandes aeronaves a pesar de la falla, tuvieron un sistema de comunicación propio", afirmó. 

La operación se vio reanudada hacia las 12:30 del día. En ese sentido, el coronel dio un parte de tranquilidad sobre la seguridad aérea del país. 

"Se están haciendo las investigaciones para determinar por qué falló también el soporte. Esas cosas no pasan y ya se está elaborando un informe técnico al respeto. Le haremos saber a la opinión pública sobre los resultados", sostuvo. 

Por otro lado, la presidenta de la Asociación Colombiana de Aviadores, Diana Pulido, ratificó que fue una situación muy delicada porque fue mucho mayor el tiempo del bloqueo de los sistemas, que si pusieron en riesgo los planes de vuelo de diferentes ciudades del país.

“La Aeronáutica no está siendo sincera, porque yo estaba de turno cuando ocurrió la falla y fue faltando 20 minutos para las 12 del medio día y lo primero que detectamos fue que la información del radar donde vemos los aviones se desapareció, por lo que la falla no fue eléctrica. El monitor estaba funcionando e inmediatamente nos fallan las comunicaciones con los pilotos. El asunto fue grave y no de unos minutos, porque la falla se normalizó sobre las 12:50 del mediodía así que se extendió durante una o más de una hora”, afirmó.

Los controladores aéreos confirmaron que vivieron momentos de pánico luego que todo el sistema fallara y no pudieran comunicarse con los pilotos que se encontraban en el espacio aéreo.

“El sistema alterno de comunicaciones durante los dos primeros minutos no entró en funcionamiento y ese tiempo en términos de aviación es bastante porque las aeronaves alcanzan los 800 kilómetros por hora y que nosotros hacemos secuencias de aviones con cinco millas y estamos proporcionando rumbos con aeronaves que se encuentran en el mismo nivel proporcionándoles un rumbo. Esto es muy delicado”, subrayó.

Además destacó que el riesgo que en ese momento se tuvo fue muy alto debido a la gran cantidad de aviones de diferentes regiones que se encontraban en plenas operaciones aéreas.

“Fuimos ocho sectores que estuvimos en esta situación lo que nos daría más de 40 aviones que estuvieron en riesgo por las comunicaciones y la proporción radar, porque no estábamos viendo los aviones, así que fue una situación muy terrible por el riesgo en el que estábamos”.

La presidenta de la Asociación Colombiana de Aviadores confesó que esta no es la primera vez que ocurre esta serie de fallas que son muy delicadas para la aviación en el país.

“Lamentablemente esta no es la primera vez que nos sucede una falla de estas, por lo que quiero destacar la pericia de los operadores aéreos para actuar con mucho profesionalismo en estos momentos”, destacó.

Reiteró que un ente externo en el país deberá asumir la investigación, que examine la infraestructura aeronáutica para que nos diga que fue lo que pasó, sabemos que hay aparatos y elementos viejos y los enlaces entre lo antiguo y lo nuevo también puede ser materia de investigación pero necesitamos saber qué pasó.

La presidenta ratificó que en el momento de la falla trataron de comunicarse por otros medios con la tripulación de los aviones, coordinando con áreas adyacentes como Cali, Pereira, Rionegro,  Bucaramanga, Yopal, Neiva y áreas superiores en las que algunos aviones venían para que se mantuvieran en sus espacios y no entraran en el área de conflicto.

“Después de dos minutos que logramos tener comunicaciones con estas tripulaciones, preguntarle su posicionamiento geográfico hacer la separación de los aviones y ya luego respirar tranquilos”, relató.

Destacó que espera que se puedan adelantar las respectivas investigaciones para que esta serie de fallas en el sistema no vuelvan a ocurrir.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido