Cargando contenido

La licitación para la nueva flota renovará más de 1.400 vehículos.

Transmilenio
Este le proyecto costaría a la ciudad cerca de 2,4 billones de pesos.  
Colprensa

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, advirtió que no hay marcha atrás sobre el anuncio de la instalación de bancas en la nueva flota de buses de TransMilenio, que reemplazará los vehículos de la primera y segunda fase.

El mandatario capitalino manifestó que las bancas que estarán ubicadas en las paredes de los buses biarticulados de TransMilenio garantizarán una mayor comodidad de los usuarios, copiando el sistema que manejan los metros de grandes ciudades del mundo.

Aclaró que con las bancas no se va a aumentar ni a disminuir la capacidad de pasajeros de los buses, ya que se mejorará el ingreso y salida en los vehículos.

“No significa más pasajeros en el vehículo; hoy las personas que van en TransMilenio les da pereza en hora pico, cuando están en un bus lleno, irse donde hay más espacio porque les queda más difícil salir”, sostuvo Peñalosa.

Las directivas de TransMilenio anunciaron que en el primer semestre de 2019 llegará la nueva flota de buses para renovar los vehículos de la primera y segunda fase del sistema masivo de transporte.

La gerente de TransMilenio, María Consuelo Araújo, manifestó que se espera que el próximo año empiecen a llegar más de 1.400 buses nuevos en remplazo de los articulados que, en algunos casos, tienen más de un millón de kilómetros.

Araújo indicó que se vienen adelantando una serie de reuniones para que se perfilen las condiciones de la licitación para la nueva flota de buses, que según señaló reducirá en un 50% la contaminación que producen los antiguos vehículos.

“Viene una fase de interacción con los posibles proponentes y estaremos finalizando el proceso contractual en mayo. Podríamos estar firmando contrato en junio y garantizar que la nueva flota de buses llegue el primer semestre de 2019”, sostuvo Araujo.

De acuerdo con el Distrito, la compra de los buses para la renovación de la flota de la Fase I y Fase II del sistema tendrá una inversión que se estima en 500 millones de dólares.

TransMilenio dio a conocer que la antigua flota de buses, que lleva en algunos casos más de 10 años de funcionamiento, entrará a un proceso de chatarrización.

De acuerdo a varios reportes de autoridades de tránsito de Bogotá, más de 30 buses de TransMilenio se varan al día por presentar fallas mecánicas mientras realizan su recorrido por las diferentes troncales del sistema.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido