Cargando contenido

La evaluación se cumplió en nueve EPS de la ciudad de Bogotá, donde se hizo un llamado de atención.

Servicio de salud en Bogotá
Secretaría de Salud

Toda una serie de deficiencias en los protocolos e implementación de medidas para mitigar la propagación del COVID-19 encontró la Superintendencia Nacional de Salud en once visitas que adelantó a nueve EPS en la ciudad de Bogotá.

La inspección permitió evaluar el ingreso de usuarios a las entidades de salud, el uso de sistemas de información y la entrega de medicamentos en las diferentes entidades de salud como Capital Salud, Medimás, Nueva EPS, Compensar, Saludtotal, Famisanar, Sanitas, Coomeva y Sura.

Le puede interesar: En Bogotá, en lo que resta del año, no habrá puentes festivos para pasear: Claudia López

La superintendente delegada para la Protección al Usuario, Marianella Sierra, señaló que fueron identificadas toda una serie de deficiencias en el cumplimiento de la normativa señalada por el Ministerio de Salud para la atención en salud.

La funcionaria destacó que dentro de los hallazgos se encontraron dificultades en los mecanismos habilitados para la entrega de medicamentos a domicilio, y también debilidades en la adopción de protocolos de control en el ingreso de los usuarios a los puntos de atención y deficiencia en la divulgación de medidas que garanticen el distanciamiento social en sus sedes.

“Vimos falta de fortalecimiento en el uso de sistemas no presenciales para adelantar los trámites administrativos, como es el caso de autorizaciones de servicios y los mecanismos de información para la consulta de los usuarios”, subrayó.

Sierra indicó que la evaluación permitió encontrar además insuficiencia de canales no presenciales para la atención y trámite de las peticiones, quejas, reclamos y denuncias formuladas por sus afiliados.

Lea también: Ordenan cierre total de actividades en el Amazonas hasta el 30 de mayo

“Como resultado de las visitas realizadas, les requerimos a las nueve EPS visitadas, la implementación de planes de mejora expeditos y de impacto que evaluaremos, de no cumplir con las instrucciones impartidas, serán sujetas a eventuales investigaciones administrativas y sanciones”, aseguró.

Ante esta serie de dificultades, la Supersalud implementó una serie de acciones que serán evaluadas para verificar el cumplimiento de las mismas pero también una mejor calidad en los servicios de salud de los usuarios.

La Superintendencia anticipó que esta serie de visitas se adelantarán a lo largo y ancho del país, para analizar como se viene prestando los servicios en medio de las medidas preventivas del coronavirus.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido