Cargando contenido

El presunto responsable del crimen es señalado de haber maltratado a la mujer en varias ocasiones.

No cesan los hechos de violencia contra la mujer en Colombia.
No cesan los hechos de violencia contra la mujer en Colombia.
Foto: Ingimage

Un nuevo presunto caso de feminicidio se presentó en la madrugada del 25 de diciembre en Bogotá. Un hombre habría atacado con arma blanca a Liz Geraldine Acosta de 28 años, en el barrio San Luis, en la vía La Calera.

Según informaron los familiares de la víctima, la pareja estuvo compartiendo hasta las seis de la mañana por la celebración de Navidad. Posteriormente se dirigieron hasta su casa donde se originó una discusión que llevó al hombre a atacar con un cuchillo a la joven.

De acuerdo con Nelsy Adriana Acosta, madre de Liz Geraldine, el presunto responsable ya habría maltratado en varias ocasiones a la mujer. “Estaba obsesionado con ella porque le colaboraba a un amigo de nosotros en un local, y por lo que nos cuenta él, el tipo lo llamaba para amenazarlo”, señaló.

Lea también: Expertos dicen que Rosalía revolucionó la música en el 2019

La madre de la víctima también destacó que el hombre le tenía prohibida la comunicación con los familiares. “No la dejaba hablar ni con la mamá, ni con los hermanos. El 23 de diciembre fue la última vez que hablamos, me llamó contenta porque le había comprado unos zapatos a los niños”, informó la desconsolada mamá de la víctima.

Geraldine, quien el pasado 20 de diciembre cumplió 28 años, estudió pedagogía infantil y era madre de tres niños de seis, nueve y doce años.

Luego de ester aterrador homicidio, los familiares de la víctima reclamaron justicia. La audiencia de imputación de cargos se realizará hoy en los juzgados de Paloquemao.

Lea además: Nuevo nombre y nueva apariencia: Así luce la polémica exprotagonista Iris Gutiérrez

A propósito de este caso, en noviembre pasado, la directora del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Claudia García, reveló que 23.189 mujeres están en riesgo extremo, es decir, pueden ser víctimas de violencia feminicida en Colombia. De ahí entonces la importancia de no guardar silencio frente a la violencia doméstica. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido