Cargando contenido

Estas personas se ubican alrededor de los semáforos y le dicen a los conductores que están pinchados.

Un hombre cambiando una llanta de automóvil
Un hombre cambiando una llanta de automóvil
Ingimage (Referencia)

Una nueva modalidad de hurto está causando preocupación en diferentes sectores de la ciudad. Un grupo de delincuentes conocidos como 'los pinchallantas' estarían robando y estafando a los conductores.

Estas personas se ubican alrededor de los semáforos y le dicen a los conductores que están pinchados. Para ello pegan con plastilina unas puntillas en el suelo que llaman 'miguelitos'. Al pasar el vehículo, a este se le incrusta el elemento puntiagudo.

De no lograr su cometido de desinflar los neumáticos, alertan a los conductores para que vayan al montallantas más cercano, que a menudo son cómplices de los ladrones, y allá mismo les pinchan las llantas.

Lea también: Con cinco asaltantes, la nueva modalidad de atraco en Bogotá

Al verse alterados y confundidos por la situación, las víctimas son engañadas para pagar hasta tres veces el valor del procedimiento para despinchar la llanta. Mientras tanto, los delincuentes aprovechan para llevarse los objetos de valor que estén al interior del carro cuando sus dueños están distraídos.

Entre los elementos que más son robados se encuentran los teléfonos celulares, maletas y accesorios del carro como los espejos y los computadores. De acuerdo con las denuncias, esta modalidad es utilizada principalmente con camionetas o vehículos de gama alta, aunque hay casos en que carros de menor valor también se ven afectados por estos hechos.

Las zonas en las que más se presenta este tipo de robo son la Avenida Boyacá entre calles 53 y 76; la Carrera 68 entre calles 26 y 13; y la Autopista Sur hasta Soacha.

Lea también: La modalidad de robo con tres ciclistas

Según un estudio realizado por la Universidad Central, cada hora y 25 minutos se registra una denuncia por hurto o intento de robo en la capital dela república bajo esta modalidad. En total fueron más de 6.000 casos por este estilo los que se presentaron en 2018, es decir, 19 cada día.

Ante esto, las autoridades recomendaron no dejarse distraer con cualquier extraño que se acerque al vehículo alertando de alguna anomalía. Nunca se aleje o se baje del carro. Verifique la situación de la cual fue alertado unas cuadras después para evitar que los posibles ladrones se aprovechen de la situación.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido