Los operadores del SITP alertaron que Bogotá podría quedarse sin el servicio de los buses por la crisis financiera por la que atraviesa el sistema, con pérdidas superiores a los 8 billones de pesos.

Víctor Martínez, vocero de 7 de los 9 concesionarios del SITP, indicó que el sistema está con saldos en rojo, debido a que no se ha realizado una organización del mismo por parte del Distrito.

Martínez advirtió que las directivas de TransMilenio exigieron firmar un documento de confidencialidad, según él, para que se quedarán callados y no dieran a conocer la problemática del sistema.

"TransMilenio preparó un documento de confidencialidad y nosotros no quisimos firmarlo, no querían que se conociera el contenido de las reuniones que hemos sostenido con la empresa", recalcó Martínez.

Por último Martínez indicó que los buses provisionales del SITP “son desastrosos”, ya que cada día se ven vehículos por las diferentes vías de la capital de la República solos y sin pasajeros.