Gustavo Trejos, padre del grafitero Diego Felipe Becerra, anunció denuncias ante organismos internacionales contra la Procuraduría General de la Nación y contra el procurador delegado para la Policía Nacional Jaime Mejía Osma, por descartar pruebas en el proceso que se adelantaba a 12 coroneles de la Policía de Bogotá en las investigaciones disciplinarias por la manipulación de la escena del crimen. Según Gustavo Trejos, la Procuraduría descartó pruebas relevantes en medio de las investigaciones y decidió no imponer sanciones para los uniformados, pese a que la Fiscalía demostró en contra de los agentes que plantaron un arma de fuego en el lugar de los hechos para acusar a Felipe Becerra como integrante de una banda de ladrones y hacerlo pasar por dado de baja en un procedimiento policial. Trejos añadió que en este proceso se cometieron graves irregularidades, las cuales deben ser verificadas por organismos internacionales de Derechos Humanos para evitar la impunidad con los 12 uniformados investigados, y quienes fueron declarados libres de responsabilidad disciplinaria por la Procuraduría ante la manipulación de la escena del crimen.