Varios padres de familia que habitan en el barrio Nueva Marsella de la localidad de Kenedy, al sur de Bogotá, le pidieron a la Secretaría de Educación que le permita a sus hijos terminar de estudiar el bachillerato en el colegio donde han estado inscritos siempre. Dicha solicitud obedece a que el convenio entre el Distrito con el colegio privado, Jean Piaget, aparentemente finalizó y más de 15 menores han resultado afectados, puesto que ahora serán reasignados en nuevas instituciones educativas. Javier Barón, uno de los afectados dijo que, "esta medida nos está afectando, porque mis hijos serán trasladados a otras unidades educativas lejanas y se nos generarán más gastos". Otro de los padres que manifestó su inconformidad es Fredy vanegas, quien sostuvo que, "mis hijas fueron enviadas a colegios diferentes y el problema es que en uno están cerca de donde permanecen habitantes de calle y el otro donde hay prostitución". En total mas de 13 ciudadanos manifestaron su inconformidad, pero también plantearon que en vez de los gastos en rutas que hará el Distrito les sea suministrada esa ayuda para pagar las pensiones y demás gastos escolares de sus hijos.