El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, indicó que a inicios de septiembre comenzarán a regir las nuevas tarifas para el servicio de taxi en Bogotá. El valor de la unidad aumenta de 78 a 82 pesos, por lo cual la carrera mínima subirá a 4.100 pesos (estaba en 3.900 pesos). Según el Distrito, el banderazo empezará en 28 unidades. El taxímetro cambiaba cada 30 segundos de unidad, ahora cambiará a cada 24 segundos. Respecto a los recargos, el recargo nocturno que va desde las 8 de la noche a 5 de la mañana será de 2.000 pesos. A la terminal de transportes será 600 pesos, y el recargo al aeropuerto será de 4.100 pesos. El Distrito hará seguimiento y control en los lugares autorizados donde se verifican los taximetros, a través de operativos con la Policía de Tránsito. "Vamos a ser cada vez más estrictos por el tema de taximetros adulterados. Los taxistas tienen que ser conscientes que cada vez tienen que ofrecer mayor calidad porque están compitiendo en un mercado complicado", indicó el alcalde. Taxistas podrían obtener más alzas en tarifas si contribuyen a reducir sus índices de accidentalidad El mandatario local explicó que si los taxistas disminuyen los índices de accidentalidad podría implementarse una prima de seguridad vial de 500 pesos, adicional al pago de la tarifa. Se aplicaría según un análisis trimestral. "Lo que queremos es darle un estímulo a los taxistas. Vamos a medir cada 3 meses si los taxistas tuvieron 20 por ciento menos de accidentes que en el mismo periodo del año anterior. Si lograron reducir el número de accidentes se les va a permitir que cobren una prima de seguridad correspondiente a 500 pesos en el trimestre siguiente. Esperamos que así haya más cuidado de los taxistas al manejar, que los ciudadanos quieran usar más el servicio de taxi y tener menos accidentes", explicó Peñalosa. Según la Secretaría de Movilidad, en 2015 ocurrieron cerca de 7.000 accidentes de tránsito en donde estuvieron involucrados taxis, en los que murieron 43 personas y más de 2.600 resultaron lesionadas.