Cargando contenido

Transmilenio, por su parte, responde que esa disminución "no genera afectación en el funcionamiento y estabilidad económica del sistema".

Buses del SITP
Buses del Sitp. Imagen de referencia.
Transmilenio

Desde el Concejo de Bogotá se hace un llamado de atención sobre el déficit que tiene la operación de SITP y el incremento constante en la tarifa de este medio de transporte público. 

Según la administración distrital, el incremento del pasaje de Transmilenio y del SITP es para disminuir el hueco económico generado por el déficit que tienen ambas operaciones.     

La concejal María Fernanda Rojas afirmó que, aunque se suba el pasaje de los buses zonales o azules, menos personas se están movilizando en este medio de transporte.  

Lea también: Concejales de Bogotá piden a la Alcaldía socializar talas de árboles con la comunidad

Según la cabildante, se comparó el número de personas que utilizaron el SITP desde enero a noviembre de 2017 y el mismo periodo en 2018. Esto arrojó como resultado una disminución del 7% de ciudadanos que validan su pasaje.   

Rojas afirmó que, si se adicionaban las cifras de 2016 a las de 2017-2018, la reducción de personas que dejaron de utilizar los buses azules sería de 12,2%.  

“En números brutos estamos hablando de caídas de 31 millones de pasajes con respecto a 2017 y de prácticamente 58 millones de pesos en 2016. En el componente troncal (buses rojos) la caída es mucho menor: entre el 3 y el 4%. Sin embargo, es relevante tenerlo en cuenta porque rompe una racha de 14 años seguidos con aumento en el número de pasajeros”, afirmó Rojas.  

Le puede interesar: Radican queja disciplinaria contra Enrique Peñalosa por proyecto ‘proscenio’

Rojas relaciona las caídas de la utilización del SITP con las fuertes alzas en las tarifas. Según ella, son usuarios que migraron a otros medios de transporte, mayoritariamente a la moto, o que evaden el pago de pasajes.   

“En 2018 el alza de 100 pesos en el componente zonal representó aproximadamente 45.000 millones de mayores ingresos, pero la pérdida de usuarios del sistema representó entre 47.000 y 58.000 millones de menores ingresos al sistema. El resultado es negativo en todo sentido: se impone una barrera económica de acceso al sistema, se pierden usuarios, se castiga a los que sí pagan por usar el transporte y, de todas formas, no se soluciona el problema del déficit”, añade Rojas.    

Por su parte, Transmilenio respondió que "el fenómeno de disminución de validaciones no genera afectación en el funcionamiento y estabilidad económica del Sistema. El efecto generado por la reducción de la demanda ha sido manejado con el ajuste en la programación de la flota y kilómetros en operación". 

Adicionalmente, según esta empresa, en Bogotá ha venido creciendo la cantidad de usuarios de bicicleta ,cerca del 8% de los viajes del sistema se hacen en este modo. Esta es una muy buena noticia pues va de la mano del modelo de ciudad de la actual administración. Este es un modelo sostenible.

 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido