Cargando contenido

Imagen referencial // Foto: Colprensa



El alcalde Enrique Peñalosa, el secretario de Gobierno, Miguel Uribe y la alcaldesa Local de Usaquén, Mayda Velásquez fueron denunciados ante la Fiscalía tras el desalojo de los vendedores que se dio la semana pasada en la localidad de Usaquén.

Peñalosa y Uribe fueron denunciados por los delitos de prevaricato, abuso de autoridad, empleo ilegal de la Fuerza Pública y fraude a resolución judicial.

El representante a la Cámara, Inti Asprilla, le pidió al Fiscal General de la Nación en su denuncia que, "genere un precedente que ponga fin a los abusos hasta ahora cometidos e impida que los funcionarios señalados de llevar a cabo esta campaña de persecución queden en la impunidad, diluyendo su responsabilidad al punto de afectar la legitimidad e imagen de la Policía Nacional", indica.

El pasado 19 de diciembre de 2017 en la localidad de Usaquén, la alcaldía local en conjunto con la Policía metropolitana y por mandato del alcalde Mayor de Bogotá y el secretario Distrital de Gobierno, desplegó un operativo para impedir el acceso de los vendedores informales al espacio de la Plaza Fundacional de Usaquén, en donde por esta época históricamente han ocupado los vendedores.

Para el congresista de la Alianza Verde, “este hecho constituye un abuso de autoridad y el desconocimiento flagrante de las pautas de acción que ha establecido la Corte Constitucional para el manejo de esta problemática”. (Le puede interesar: Bogotá, bajo la amenaza de la delincuencia organizada: Peñalosa)

Según la denuncia, con respecto del prevarico por omisión, "es preciso señalar que tanto el alcalde mayor; la alcaldesa local de Usaquén y el secretario Distrital de Gobierno tienen funciones que los obligan a respetar los derechos humanos fundamentales y a defenderlos cuando estos resulten afectados, actuación que brilla por su ausencia en el caso".