http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/MiguelUribe.mp3 El secretario de Gobierno, Miguel Uribe afirmó en RCN Radio que los problemas actuales que se generan en el relleno sanitario de Doña Juana no son responsabilidad del actual gobierno de Enrique Peñalosa sino es una responsabilidad histórica. "Una serie de consignas de las personas que adelantan la protesta, atribuyen la responsabilidad al alcalde Enrique Peñalosa, pero no tienen en cuenta que otras administraciones han pasado sin haber hecho algo al respecto", afirmó sobre la protesta que adelantan los habitantes de zonas aledañas al relleno sanitario cerca al Portal Américas. Dijo que están evaluando soluciones de mediano y largo plazo, así como la reubicación de los habitantes que colindan con el relleno. (Lea también: Alcalde Peñalosa asegura que hay intereses políticos detrás de protesta en Doña Juana) No obstante señaló que "muchos de los líderes de esta zona no han permitido que las personas sean reubicadas y que les demos una compensación por esa reubicación", expresó. (Lea también: Distrito denunció reclutamiento de menores para realizar desmanes en Doña Juana) Uribe sostuvo que el Distrito ha venido llevando a cabo acciones para mitigar los problemas de salud y de índole ambiental que se generan en el relleno, pero la comunidad en muchas oportunidades ha decidido no hablar con la administración local para buscar mayores soluciones. Recordó que hoy hace 20 años se produjo un derrumbe que afectó a buena parte de la población de esta zona del suroriente de Bogotá y desde entonces no se han adelantado las acciones que permitan mejorar las condiciones del relleno. "Buena parte de las intervenciones de la Administración Distritral han estado encaminadas a solucionar los problemas más urgentes de la gente que vive en los alrededores del Río Tunjuelo y hace presencia con médicos, ambulancias y realiza fumigaciones para mitigar la proliferación de moscas, entre otra acciones", sostuvo. Dijo sin embargo, que al operador del relleno le hace falta una labor más profunda para mejorar la disposición final de las basuras, con reformas de índole tecnológica y medioambientales.