El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, señaló que los habitantes de Bosque Calderón donde vivía Yuliana Samboní, pueden comprar cámaras de seguridad que en el mercado tienen un costo de 500 mil a un millón de pesos, como en el resto de la ciudad.

Además, el mandatario distrital señaló que evalúa la instalación de más cámaras en ese sector de las que ya hay, pues manifestó que se han instalado más de 500 en diferentes puntos de la ciudad, y el objetivo es llegar a superar la cifra de 1.800 cámaras.

“Nosotros cuando llegamos a la alcaldía encontramos que la ciudad tenía 260 cámaras integradas y vamos a terminar este año con 1.800, las cámaras que instalamos son cámaras costosas, con un valor superior a los 30 millones de pesos”, sostuvo Peñalosa.

Los habitantes pidieron a las autoridades mejorar la seguridad de ese sector para evitar que se vuelva a presentar un caso como el de la menor de siete años Yuliana Samboní, alegando que faltan cámaras de seguridad.

“Por acá en este sector no hay muchas cámaras, a la autoridad hay que decirle que estén más pendientes del barrio para que casos como el que se registró no se vuelvan a presentar”, sostuvo un ciudadano.

El alcalde Peñalosa indicó que los ciudadanos de Bosque Calderón o de otro sector de Bogotá, pueden poner cámaras de bajo costo mirando al espacio público.

“Los ciudadanos pueden poner cámaras, de bajo costo, las juntas de acción comunal los comercios que con 500 mil pesos un millón de pesos pueden poner una buena cámara mirando al espacio público”, recalcó Peñalosa.

La mayoría de los habitantes de Bosque Calderón, son personas que tienen la condición de desplazadas de la violencia o de escasos recursos.