Foto: Colprensa





En Bogotá se trabaja para reducir a cero las cifras de quemados con pólvora, aún más en esta temporada de fin de año. Pese a que está totalmente prohibido comprarla o manipularla hay quienes buscan lucrarse con estos elementos que en 2016 dejaron 842 víctimas en el país, de las cuales 340 fueron menores de edad.

Aún así y conociendo las cifras, en redes sociales y páginas de ventas se consiguen fácilmente totes, chispitas y volcanes, que sus vendedores aseguran son inofensivos. (Lea también: Distrito emitió circular que permite a autoridades ingresar a viviendas que tengan pólvora)

No es difícil conseguir pólvora de manera clandestina en Bogotá y tampoco es caro, con 50 mil pesos se puede llevar un completo combo, que incluso puede quemar a 10 menores si se les permite su manipulación. Las chispitas valen 14 mil pesos la caja y los volcanes desde 10 mil.

El pedido se puede completar de dos formas, haciendo el domicilio por teléfono o través de Mercado Libre, una plataforma de ventas online, después de eso el comprador consigue la pólvora que necesita.

Por su parte, el director de la Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, general Jorge Rodríguez, aseguró que tras conocer las denuncias intervendrán las páginas web y redes sociales donde se vende pólvora de manera ilegal, "estamos avanzando desde el Centro Cibernético de la Policía para evitar que se dé esta comercialización por lo que pedimos a la ciudadanía que denuncie".

Comercializar pólvora está totalmente prohibido y la multa para quienes sean descubiertos infringiendo esta ley es de $786 mil pesos, pero si es un menor sus padres podrían ir a la cárcel e incluso perder la custodia.