Cargando contenido

Ocho personas heridas dejó el motín que protagonizaron decenas de menores en la madrugada de este jueves.

Foto Referencia
Foto archivo

La Policía Metropolitana de Bogotá informó que el motín que se presentó en el Centro Especializado para Adolescentes, Cespa, dejó un saldo de ocho heridos y un menor fugado, quien está siendo buscado a esta hora. 

“En horas de la madrugada se presentó una riña entre adolescentes que se encuentran internados en este lugar, donde aprovecharon el desorden para amotinarse y emprender la fuga, ocasionándole heridas a uno de los educadores que se encontraba como custodio”, indicó la institución.

Lea también: Protestas de camioneros bloquean varias vías de Bogotá

Según la Policía, por la situación presentada se registraron lesiones a seis menores, un educador y un funcionario de Infancia y Adolescencia.

Recalcó además que “25 jóvenes aproximadamente intentaron fugarse, pero la reacción de la Policía permitió que fueran aprehendidos nuevamente”. 

Sobre los adolescentes que generaron y participaron en la riña y el amotinamiento, indicó la Policía que seis de ellos requirieron ser traslados a unidades médicas para una valoración más detallada.

La situación se dio sobre las 9:20 p.m. cuando un grupo de adolescentes le prendió fuego a algunas colchonetas y se enfrentaron con los psicólogos y educadores del Centro para la Atención Especializada de Menores de Puente Aranda, conocido cómo Cespa, ubicado sobre la Avenida NQS entre calles 12 y 11. 

Posteriormente, un grupo de jóvenes aprovechó el caos para emprender la fuga del lugar. Según el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, allí estaban recluidos 108 menores aprehendidos por delitos o infracciones, de los cuales la gran mayoría están allí transitoriamente esperando una decisión judicial. 

Lea acá: Nueve lesionados deja motín en un centro de menores de Bogotá

Al lugar acudieron cuatro máquinas de bomberos para atender la emergencia; sin embargo, en un primer momento no pudieron ingresar hasta que la Policía no garantizara las condiciones de seguridad, no obstante, rompieron algunas ventanas y desde allí lanzaron agua para tratar de sofocar las llamas. 

Por el momento no se conoce un reporte oficial por parte de las autoridades sobre cuántos menores se lograron fugar de este lugar puesto que el reconteo puede tardar varías horas por unos protocolos ya establecidos por el ICBF

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido