Más de 60 familias del sector de la Nueva Esperanza, en el sur de Bogotá, fueron atendidas por la Policía metropolitana de la ciudad y los integrantes de la Policía cívica de mayores, quienes adelantaron una jornada comunitaria de acción social en la localidad de Rafael Uribe Uribe.

La teniente coronel Yaneth Castro Bejarano aseguró que esta actividad se extendió a unas 300 personas que viven en la zona.

Castro Bejarano aseguró que este es un barrio -como muchos otros en Bogotá-, donde habitan personas de escasos recursos que no tienen acceso en muchas ocasiones al acompañamiento de la Policía metropolitana.

Durante el día hubo peluquería, asesoría jurídica y atención en salud para los habitantes del sector.

Además se realizaron actividades recreación para jóvenes y adultos, y regalos para los niños. Esta actividad buscaba acercar a la Policía de la ciudad con la comunidad y reforzar los servicios que le ofrece la entidad a la ciudadanía.