Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Piden evitar congestión en Transmilenio
El Pico y placa ambiental ha provocado mayor uso de Transmilenio.
AFP

Hasta nueva orden, las puertas de los cementerios distritales de Bogotá estarán cerradas. Solo se abrirán a la hora exacta del sepelio programado y en ese momento el número de ingreso de familiares estará limitado; máximo 10 personas podrán hacer acompañamiento. Así lo estipuló Luz Amanda Camacho, directora de la Unidad Administrativa de Servicios Públicos.

“Tuvimos que restringir el ingreso a los cementerios distritales que son el Norte, el Central, el del Sur y Serafín. Nuestra restricción obedece a la coyuntura que estamos viviendo pero que definitivamente nos costó mucho trabajo tomar”, indicó.

Lea también: Posible vacuna contra el Covid-19 entraría a pruebas clínicas pronto: China

Agregó que “cuesta trabajo entender que las personas que acompañan a sus muertos no sea el número que siempre estamos acostumbrados, sino que tengamos que hacer una restricción sobre esto, pero estamos en el bienestar de todos y hay que hacer un gran sacrificio”.

Nos acercamos al cementerio ubicado en la carrera 30 con calle 68. Se efectuaba el sepelio del señor Luís Enríquez, solo la familia cercana pudo ingresar a despedirlo; amigos cercanos como doña María Elisa Daza, esperaron que se efectuaran las honras fúnebres frente a las enormes rejas negras del lugar.

“Entendemos que puede ser lógica la medida, pero considero también que es exagerada, no se justifica que para despedir a un ser querido o un allegado solo dejen ingresar 10 personas, debería ser un poco más”, manifestó.

Le puede interesar: Primera contagiada con coronavirus en Colombia ya está curada

Otros acompañantes consideraron que la medida era prudente ante la coyuntura de la pandemia del coronavirus.

“Si es una medida de protección a favor de la comunidad hay que acatarla”, señalaron.

Alrededor del cementerio hay varias locales de floristería; y sus trabajadores coinciden en comentar que la medida de mantener las puertas cerradas del cementerio afectará sus negocios.

“Nosotros trabajamos acá desde hace 15 años, y desde hace 15 años vivimos de esto. Si la puerta está cerrada no habrá quien llegue a visitar a sus muertos”, puntualizaron.

Intentar contener el virus, proteger a los familiares de quienes han fallecido, es la naturaleza de esta medida que reduce a 10 el número de acompañantes en un sepelio y mantiene las puertas cerradas del cementerio.

Fuente

RCN RADIO

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.