Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Feria Buró
Feria Buró
Cortesía: Juliana Rangel

En los últimos años, la Feria Buró ha generado controversias y críticas por la manera en la que ha venido desarrollándose en sus anteriores ediciones. Nuevamente, vuelve a estar en centro de la polémica por parte del malestar de comerciantes y emprendedores presentes en el más reciente evento.

La empresaria Juliana Rangel compartió su experiencia con RCN Radio. Propietaria de las marcas de joyería @norbertorangeljewelry y @soy.dare, Rangel reveló las dificultades e inconformidades que enfrentó al participar en Buró el pasado 13 al 17 de diciembre, en el parqueadero del centro comercial Hacienda Santa Bárbara, en Bogotá.

Lea también: Fitch Rating advierte que Colombia podría incumplir con la regla fiscal en 2024 y 2025

“Estaba buscando activamente participar en un espacio como una feria, como de este calibre. En primera instancia busqué a Eva, en segunda instancia busqué a Vasaar y desafortunadamente no quedamos seleccionados. Entonces, claro, la señora Marta Soto (gerente comercial de Buró) evidentemente de una manera muy inteligente, empezó a buscar empresas pequeñas o emprendimientos pequeños”, expresó Rangel. 

Goteras en el lugar de la Feria Buró
Goteras en el lugar de la Feria Buró
Cortesía: Juliana Rangel

Inicialmente, Rangel buscó otras ferias, pero al no ser seleccionada, aceptó la oferta de Buró. Aunque la inversión inicial parecía manejable, pronto se dieron cuenta de los costos adicionales, elevando la inversión a unos 18 millones de pesos. A pesar de las señales de alerta, decidieron seguir adelante.

Al llegar al evento, enfrentaron problemas con el stand y condiciones sanitarias precarias, incluido un insoportable olor a aguas negras. Las respuestas de la organización ante las quejas fueron desalentadoras, destacando la falta de empatía y respuesta.

Lea también: Consejo Nacional de Estupefacientes define presupuesto para el 2024 

“Le apostaron a invertir en pauta y en mucha publicidad que a las ediciones de Cali y de Cartagena, pero descuidaron por completo la edición de Bogotá. O sea, a eso sumémosle que la señalización era pésima, la gente no tenía ni idea que había Buró, no había pauta en Bogotá”, añadió.

Rangel compartió las pérdidas millonarias sufridas por todos los expositores, estimando sus propias pérdidas en al menos 10 millones de pesos. Entre los 177 empresarios afectados, ninguno reportó ganancias. La falta de apoyo y respuestas evasivas de la organización empeoraron la situación.

A pesar de las promesas de pago por parte de Buró a través de influenciadores de redes sociales, muchas marcas aún no han recibido sus pagos, generando más frustración entre los participantes.

RCN Radio se intentó comunicar en varias ocasiones con Martha Soto, gerente comercial de Buró, y no fue posible conocer una respuesta. 

Los empresarios exigen respuestas y cambios significativos en la gestión de futuras ediciones de la Feria Buró, como lo hicieron también por redes sociales expresando su preocupación con este evento y las perdidas adquiridas. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.