La Procuraduría General pidió a la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP) y al Centro de Gerenciamiento de Residuos (CGR) Doña Juana S.A. ESP, subsanar las graves fallas estructurales que presenta la Planta de Tratamiento de Lixiviados (PTL) del relleno, que amenazan con generar una degradación ambiental.

Para el Ministerio Público existen dos grandes problemas, por un lado las afectaciones ambientales asociadas a la planta y por otro el incremento de roedores y moscas, como consecuencia de áreas descubiertas y exposición directa de residuos en porcentajes superiores a los establecidos en el Plan de Manejo Ambiental.

El Ministerio propone construir una planta que cumpla con las normas de vertimiento y que pueda mejorar la calidad del agua que es descargada al río Tunjuelo.

La Procuraduría instó a la UAESP y a CGR Doña Juana a "destinar con carácter urgente las modificaciones presupuestales a que haya lugar, con el ánimo de priorizar la inversión tendiente a garantizar los derechos fundamentales y colectivos a la existencia del equilibrio ecológico de la región, manejo y aprovechamiento racional de los recursos naturales y su desarrollo sostenible".