Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Toma Soacha
RCN Radio, Fabián Trujillo

La Procuraduría General de la Nación reconoció que hubo un error de digitación en el escrito de cargos contra los tres miembros de la policía, por el incendio en la estación de Soacha, Cundinamarca, que dejó como saldo ocho personas muertas.

En medio de la audiencia disciplinaria, el procurador del caso, Herman Rincón, dijo que dicho error se dio al escribir la fecha de muerte de tres de las víctimas mortales de los hechos que sucedieron el cuatro de septiembre de 2020.

Entonces no es que se trate de un mero apresuramiento con fines eficientistas. Basta con precisar que se trató de un error en la digitación del mes en que estas personas fallecieron (…) pues estas tres personas se encontraban retenidas en la estación de Policía el día en que ocurrieron los hechos”, dijo el procurador.

Lea en contexto: Tres de las víctimas del incendio en estación de Soacha figuran muertas antes de los hechos, según defensa

Así respondió el procurador del caso a las criticas que hizo uno de los abogados en la audiencia pasada, al advertir que supuestamente la Procuraduría pretendía culpar a su cliente por la muerte de tres internos que habían fallecido antes del incendio.

La Procuraduría también negó las peticiones de nulidad que presentaron los abogados, quienes advirtieron supuesta falta de competencia basados en el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que falló a favor del senador Gustavo Petro.

En ese sentido, el proceso disciplinario continúa en firme y continuará el próximo 23 de febrero.

Lea también: De 416 cuerpos encontrados en Puerto Berrío, mínimo 104 serían por muerte violenta

Los tres uniformados que responden disciplinariamente son, el teniente César Augusto Martínez Fernández, la subteniente Aleida del Pilar González Quiroz y el patrullero Jorge Eliécer Suárez Orduz.

Los hechos iniciaron cuando al parecer en un amotinamiento, los detenidos que se encontraban en la estación, iniciaron un incendio en señal de protesta por la suspensión de las visitas de sus familiares y allegados.

De acuerdo con el pliego de cargos contra los uniformados, el teniente Martínez y el subteniente González, quienes se desempeñaban como comandante y subcomandante de la estación, al parecer no habrían impartido las órdenes necesarias para evitar que los hechos sucedieran.

La Procuraduría también cuestiona que patrullero Suárez al parecer no hizo nada para evitar la propagan del fuego a pesar de que se desempeñaba como custodio y portaba las llaves de los candados de las celdas.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.