Cargando contenido

La medida busca proteger a estos animales que están resultando afectados.

Palomas en la Plaza de Bolívar de Bogotá
Palomas en la Plaza de Bolívar de Bogotá.
AFP

La administración de Bogotá anunció la prohibición para la venta de comida para palomas en la Plaza de Bolívar, en el centro de la ciudad, actividad que es considerada por cientos de capitalinos como una tradición.

La decisión se debe a que varios expertos del Distrito hicieron una visita para evaluar el estado de estos animales, encontrando varios hallazgos.

"Estamos encontrando con mucha frecuencia las amputaciones que sufren los animales en razón de la contaminación que hay en el ambiente circundante", dijo uno de los veterinarios de Protección Animal, a través de las redes sociales de la Alcaldía.

Lea también: Conmoción en el Guaviare por el macabro asesinato de una niña

Además, algunas palomas tienen enfermedades debido al contacto con otros ejemplares y esto obedece a la sobrepoblación por la cantidad de alimento que les brindan en este lugar, según explicó el experto.

El secretario de Gobierno de Bogotá, Iván Casas, dijo que "desde hoy (jueves) se prohíbe la venta de todo tipo de alimentos, en especial de maíz, en la Plaza de Bolívar.

La implementación de la medida la estará ejerciendo la Alcaldía Local de La Candelaria y la Policía Metropolitana para que ninguna venta informal de alimentos sea permitida en la Plaza de Bolívar. 

Para el Secretario de Gobierno, "la medida tiene como origen la proliferación, el crecimiento del numero de palomas y esto se debe a la forma indiscriminada en que se les alimenta por parte de los visitantes a la Plaza de Bolívar y esto ha generado también que las palomas se enfermen".

Ivan Casas también manifestó que "las autoridades del distrito para la Protección Animal han venido atendiendo a estas población animal, pero vemos que esa proliferacion, esa sobreoferta de palomas responde a la alimentación inadecuada que se les esta dando, lamentablemente a partir de la venta del maíz".

Daño al Patrimonio Cultural 

El funcionario precisó que "nos están afectando los monumentos, están anidando en las distintas edificaciones y esa proliferación y crecimiento de esta población tiene que tener ya un límite. La decisión de la administración es restringir esta venta a la población de maiceros históricos".

Vea además: Alistan proyecto que reemplazará a los kioskos 'Vive Digital'

Aseguró que les han atendido con el Instituto para la Economía Social (IPES) y les han dado alternativas de reubicación laboral en el Distrito en distrito proyectos que tiene, pero que a partir de ahora no será permitida esta venta.

"No puedo creerlo, darles comida a las palomas hace parte de nuestra tradición. Qué va a pasar con los animalitos", dijo Amanda García, una de las residentes del sector aledaño a la Plaza de Bolívar.

"Esta es una actividad de la que viven varios viejitos que en muchos casos viven solos. Espero que les den alguna opción de trabajo", manifestó Jairo Beltrán, un vendedor nocturno de la zona.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido