Cargando contenido

Hay inquietudes sobre la manera en la que se implementará la medida.

Arma blanca
Ingimage (Referencia)

Concejales de los diferentes sectores políticos manifestaron su apoyo al decreto que prepara la administración Distrital para prohibir el porte de armas blancas en Bogotá. Sin embargo, hay inquietudes sobre la forma en la que se va a implementar la medida en las calles de la ciudad.

El concejal Emel Rojas, del grupo significativo de ciudadanos ‘Libres’, manifestó que está de acuerdo con la medida pues “cerca del 40% de los hurtos y el 44% de los homicidios en Bogotá se cometen con armas blancas (...) en la medida que defendamos una vida la iniciativa es favorable para la ciudadanía”.
 
Sin embargo, Rojas reconoció que pueden existir dificultades en la implementación del decreto para diferenciar a las personas que usan un elemento cortopunzante como parte de su trabajo, de los delincuentes que usan armas blancas para atacar a los ciudadanos.
 
“Por supuesto que la implementación va a generar una serie de dificultades que el secretario de Seguridad también nos ha mencionado, y estamos buscando la manera de implementar la prohibición de cierto tipo de armas cortopunzantes, especialmente navajas que están trayendo de China”, afirmó el concejal.

"La estadística nos demuestra que -esas navajas- están siendo muy utilizadas para el atraco y los homicidios y hay que buscar cómo se prohíbe esa venta", agregó.

Leer másDecreto que prohíbe porte de armas blancas en Bogotá está listo

Por otra parte, Hollman Morris, del movimiento ‘Progresistas’, expresó su apoyo a la medida e hizo un llamado para que al momento de realizar los operativos de control las autoridades utilicen ‘el sentido común’.  

“Yo soy partidario de la medida, pero obviamente con distinciones, las armas blancas son diferentes de los utensilios cortopunzantes que son usados para el trabajo. Vimos el ejemplo de un bisturí que fue decomisado a una persona que trabaja en medicina”, explicó Morris.  

"Tienen que hacerse esas distinciones y allí veremos la capacidad del sentido común de la Policía", agregó.

Entretanto el concejal Manuel Sarmiento, del Polo Democrático, manifestó que el decreto tiene que ser muy claro con las actividades que permitirían el uso de cuchillos y las personas que pueden portarlos, como por ejemplo los vendedores de frutas.  

“En esa medida debería haber, previo a la expedición de este decreto, un censo de vendedores informales que es lo que estamos exigiendo. Que cuando vayan en un Transmilenio y alguien lo requise y vean que tiene un cuchillo, que la persona pueda certificar con un carnet que es un vendedor informal y que esa es una herramienta de trabajo”, dijo Sarmiento. 

De interésJuez le otorgó detención domiciliaria a banda que robó más de 200 bicicletas en Bogotá

El cabildante también criticó a la administración Distrital: "La alcaldía en medio de su desespero por incrementar las cifras de seguridad se inventa cualquier cosa y la impone de manera improvisada, como el caso del parrillero en moto. No está haciendo previamente un trabajo para implementar una medida que puede ser positiva para la ciudad”.  
 
Por último, la concejal Ángela Garzón, del Centro Democrático, dijo que “es fácil distinguir a las personas que utilizan un elemento cortopunzante por un tema de trabajo, de quienes están delinquiendo con armas blancas”. 

"Creo que es importante en la medida en que en Bogotá han subido los atracos con armas blancas y esto lo que busca es darle mayor seguridad a los ciudadanos", insistió.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido