Cargando contenido

Según el gremio de biocombustibles, esto tendría consecuencias positivas para el medio ambiente de la capital del país.

Transmilenio
Este le proyecto costaría a la ciudad cerca de 2,4 billones de pesos.  
Colprensa

La Federación Nacional de Biocombustibles les propuso a las autoridades distritales que como parte de la licitación para la entrada en operación de nuevos buses del sistema de Transmilenio, se incremente el porcentaje de estos insumos alternativos en el diesel, con el fin de mejorar la calidad del aire.

Según manifestó en un documento el presidente de esta agremiación Jorge Bendeck, "el incremento de las mezclas, como medida de transición, sería parte de la solución al grave problema ambiental, sin inversiones importantes ni cambios de infraestructuras, aprovechando la llegada de buses con tecnologías Euro V o superior" .

Para el dirigente gremial, las tecnologías mencionadas, sin importar el combustible, "reducen las emisiones de material particulado en 7,5 veces y 15 veces las emisiones para Euro V y Euro VI, respectivamente".

Bendeck hizo alusión a un reciente estudio realizado por la Universidad de Antioquia, que reveló que el biodiésel de aceite de palma reduce  por encima del 80% la opacidad de los humos de la combustión y más del 60% las emisiones de hidrocarburos no quemados a la atmósfera.

Recordó que "con la mezcla actual del 10% a nivel nacional se reducen 3.3 millones de toneladas/año de CO2, equivalentes a 10% de las emisiones del sector transporte y a la siembra de 251 millones de árboles".

Según Bendeck, los pre pliegos para la licitación, actualmente en consulta pública, han abierto un amplio abanico de tecnologías para uso de diferentes combustibles que van desde el eléctrico, el gas y el diésel-biodiésel.

"Con la exigencia de que deberán cumplir con las reducciones de emisiones tanto de gases contaminantes como de gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global y su corolario el desorden del clima", señaló.

Advirtió que los actuales buses de Transmilenio con motores Euro II ya han cumplido su ciclo vital.

"Pero cuando llegaron redujeron la contaminación en una ciudad negra por la carga de carbón producido por combustibles con alto contenido de azufre que hoy, gracias a la ley, ha mejorado notablemente, pero no lo suficiente", apuntó el dirigente gremial.

Esta propuesta se une a una que recientemente realizó Naturgas, en el sentido de ampliar la flota de buses que utilicen este insumo.

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, desistió recientemente de la idea de impulsar el ingreso de buses a base de combustibles alternativos o de nuevas tecnologías, porque los consideró más caros para su operación.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido