Cargando contenido

La muerte de dos menores al interior de estas instituciones enciende las alarmas.

Jardín Infantil en Bogotá
Secretaría de Integración Social

La polémica por la seguridad de los menores al interior de los jardines infantiles sigue aumentando. Dos lamentables hechos en lo corrido del mes de febrero prendieron las alarmas sobre el cuidado que brindan a los niños en estas instituciones.

El primer caso se presentó al medio día del jueves 7 de febrero en el jardín Raíces, perteneciente al Distrito y ubicado en la localidad de Bosa, donde un menor de apenas cuatro meses de edad falleció luego de complicaciones de salud.

Lea también:  Joven que asesinó a un sacerdote en Kennedy dice que el religioso intentó abusar de él

De acuerdo a declaraciones de los padres, de origen venezolano, el menor falleció una hora y media antes de que llegara la ambulancia solicitada por el personal de la institución, a quienes acusan de negligencia.

Más reciente es el caso de un menor de once meses que murió al interior de un jardín infantil privado en la localidad de Engativá, hechos ocurridos este martes 19 de febrero. Al parecer, la institución no estaba afiliado ni al Distrito ni al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), además de no contar con permisos de operación.

Estos dos casos encendieron las alertas por parte de las autoridades, padres de familia y organizaciones defensoras de los derechos de los niños, quienes manifestaron la necesidad de tomar acciones para poder controlar lo que sucede al interior de estos espacios.

Lea también: Tres pillos fueron capturados por robar panadería en el sur de Bogotá

“Para garantizar los derechos de los niños y que los padres vayan a sus trabajos con confianza en el cuidado de sus bebés, es necesario que la Secretaría de Integración Social invierta un presupuesto para instalar cámaras de seguridad en todos los jardines infantiles que ellos tienen, tanto propios como en convenios”, aseguró Fanny Gutiérrez, edil de la localidad de Fontibón.

De acuerdo con Gutiérrez, estas medidas son necesarias porque "hay denuncias de niños que presuntamente ha sido abusados sexualmente, que son víctimas de maltrato por parte de compañeritos y docentes, quejas por el no suministro adecuado de los alimentos, entre otras. Incluso en las últimas semanas se han visto dos casos de niños que han fallecido, pero no se sabe en qué circunstancias”. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido