Cargando contenido

El hombre de 70 años contó que perdió toda su mercancía tras el incidente con las autoridades.

Don Néstor, adulto mayor golpeado por policías por venta ambulante
Don Néstor, luego de la agresión, quedó con heridas en el rostro y en los brazos. “Los tengo maltratados con las esposas que me pusieron”, sostuvo.

Inaldo Pérez -Sistema Integrado Digital

Néstor Novoa, el vendedor ambulante de 70 años de edad quien fue agredido en las últimas horas por un grupo de policías en el centro de Bogotá, dijo que no quiere que los uniformados sean sancionados, a pesar de las lesiones que sufrió en medio de ese incidente.

En diálogo con RCN Radio, don Néstor relató que desde hace más de 40 años trabaja como vendedor ambulante por las calles de la ciudad y agregó que se encontraba en ese sector de la ciudad para tratar de surtir su "chazita", ya que es su único medio de trabajo para subsistir en medio de la pandemia.  

Le puede interesar: Policías agredieron a un adulto mayor en un operativo en Bogotá

En ese sentido, agregó que aunque en un principio intentó poner la denuncia tras la agresión de los uniformados, decidió dejar las cosas así porque le preocupa que los policías sean sancionados y pierdan sus trabajos.

"Yo iba hacia el centro a comprar una mercancía que necesito para trabajar, pero antes de llegar al parque de la Mariposa, un agente me dijo que no podía seguir por ese lado. Entonces yo hice un giro para cambiar de rumbo y fue cuando uno de los policías me golpeó", precisó.

Don Néstor agregó que "el agente me agredió, me tumbó mi carrito, se me perdieron las gafas y luego me condujeron hasta un CAI, donde el comandante me dijo que me fuera y que pusiera la denuncia en la carrera 12 con 24 y allá me dijeron que eso no les corresponde a ellos; y yo entonces deje esa cuestión así yo no seguí insistiendo". 

Lea también: MinDefensa pide sancionar a policías que agredieron adulto mayor 

Precisó que no quiso interponer la denuncia "porque sabía que eso era algo grave y que los agentes podrían ser sancionados y yo no quiero eso para ellos, porque ellos también tienen su familia igual que uno".

Don Néstor también contó que hasta el momento "los señores de Derechos Humanos parece que me van a llevar al médico, pero yo no estoy gravemente lesionado. Tengo unos rasguños y realmente no quiero que los agentes sean sancionados gravemente, porque ellos necesitan su trabajo y de todas maneras ellos velan por la población colombiana y nosotros los necesitamos a ellos". 

En medio del forcejeo, don Néstor perdió la mercancía y sus gafas, por lo que indicó que espera volver a recuperar su mercancia y sus elementos trabajando.

 

Audio

(Audio) Néstor Novoa, adulto mayor agredido por policías en Bogotá

0:27 5:25

"Anoche alguien vino de la Alcaldía de Bogotá y me trajo un mercado, pero hasta el momento nadie me ha dicho: tom un peso para que compre un dulce", aseguró. 

Recordó que en sus 40 años como vendedor informal, ha sido agredido varias veces por las autoridades.

"Casualmente un agente de la estación Santa Bárbara me agredió, me rompió la cara. En esa época no había ningún procedimiento y me tocó también dejar esto así. Ellos me incautaron la mercancía y esa se perdió", advirtió.

Don Néstor confirmó que actualmente recibe un bono por $125.000, pero agregó que esa entrada no es suficiente por lo que tiene a salir a trabajar. "Esa plata no alcanza, es realmente irrisorio. Es una ayuda, pero de todas maneras se necesita más dinerito, por eso salgo a la calle a buscar mi comidita", dijo.

El adulto mayor señaló que le preocupa la salud de su mamá quien tiene 98 años y está bajo el cuidado de otros familiares. "Yo trato de no tener problemas porque a ella le afecta la salud, se preocupa y le puede pasar algo por culpa mía", manifestó. 

Lea también: Duque pide investigar a los policías que golpearon a vendedor ambulante

Novoa asegura que por ahora saldrá a trabajar por el barrio en el que vive, por el temor de que se repita un altercado con la Policía, mientras agregó que diariamente alcanza a vender unos 15 o 20 mil pesos para sus gastos diarios.

"Pienso trabajar en el mismo barrio para no tener más problemas. Me toca seguir vendiendo en la calle porque perdí mi carrito y posiblemente ahora me va a tocar es ‘maniado’ (con los dulces en las manos) y me toca buscar la manera de mi tener mi sustento", indicó.

Ante el rechazo por parte del Presidente Iván Duque y de la alcaldesa Claudia López de la agresión de la que fue víctima, don Néstor dijo que"espero que sea un ejemplo razonable para que todos nosotros, que seamos más humanos, más comprensivos que las palabras de Señor sean escuchadas, para que exista mucho amor en la humanidad y para que podamos vivir en paz, mientras nos llega la muerte".  

Finalmente y en medio de la entrevista con este medio, una persona se ofreció a regalarle las gafas a Don Néstor Novoa, quien agradeció ese gesto. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido