Cargando contenido

En 15 minutos se logra conseguir éxtasis, en 40 minutos heroína.

Éxtasis
RCN Radio

Visitar algunas zonas de la ciudad puede terminar en el hallazgo de personas que surten cualquier tipo de sustancias y en tiempo record. De esa forma se devela la ruta para la comercialización de drogas.
 
Un vendedor ambulante, ubicado en un reconocido sector del norte de Bogotá, es la pieza inicial para encontrar el lugar en el que están los proveedores a quienes denominan “dealers”, haciendo referencia a la palabra “deal”, que en inglés significa trato o acuerdo.
 
Los gestos y hasta la comunicación son factores determinantes a la hora de conseguir drogas, pues a sustancias como el éxtasis o el LSD se les denomina con palabras claves.
 
“¿Sabe donde los consigue? Llega hasta esa pared amarilla y sube un poco, ahí consigue toda esa vaina“, destaca el vendedor informal.
 
Después de aproximadamente dos horas se establece contacto con un “dealer”. Una corta charla es el preámbulo de la aceptación, por parte del proveedor, de contar algunos detalles de lo que hace y de la forma de encontrar sustancias de origen sintético, que para su caso comprende un amplio catálogo.
 
 “Bueno hermano conseguir éxtasis en Bogotá es muy fácil, es realmente sencillo, usted puede conseguir en menos de 15 minutos éxtasis totalmente puro, 100 por ciento de pureza, semi puro o el que viene también muy rebajado, se consigue todo en 10 o 15 minutos, no importa la hora”, señala el sujeto.

La comercialización

El proveedor asegura ser una persona reconocida en la ciudad, de hecho “sus clientes también son muy conocidos” y, por esa razón, aunque habla abiertamente de la forma en la que se hace la entrega de las sustancias, pide la protección de su identidad.
 
“Yo le consigo una moto y le envío a la dirección que usted me suministre, yo no le entrego personalmente, nunca hago la entrega, pero usted tiene garantía de recibir el producto que me pida”, asegura el “dealer”, tras destacar que una entrega “normal”, puede tardarse máximo 15 minutos cuando el pedido incluye ácidos, éxtasis, marihuana, cocaína o bazuco. Si el pedido es de heroína “sea en polvo o sea líquido”, el pedido puede tardar hasta 40 minutos.
 

Cuánto cuesta  

En la consecución de la droga, destaca el “dealer”, “no hay imposibles”. Lo realmente importante es contar con el dinero suficiente, “si usted me pide ácidos, éxtasis, marihuana, cocaína, bazuco, inclusive todas las siquiátricas, eso se le consigue en 10 o 15 minutos, si ya estamos hablando de heroína, sea en polvo o sea líquido, se le puede demorar 35 o 40 minutos“, añade.
 
Los precios van desde 15 mil pesos para una de las más comerciales a las que se les denomina “starwars” y que tiene una calidad mínima, hasta 220 mil pesos para un gramo de MDMA, como se conoce popularmente al éxtasis supuestamente puro.

En Colombia las sustancias son alteradas

La Metilendioximetanfetamina, conocida como éxtasis o MDMA es la más popular entre las drogas sintéticas y es la más ofrecida por los “dealers”, sin embargo, la mayor Liz Cuadros, al frente del Centro de Estudios contra el Narcotráfico de la Policía Antinarcóticos, señala que en Colombia este tipo de sustancias no son puras, a pesar de lo que digan los vendedores de las mismas.
 
 “Hemos encontrado desde las investigaciones que venimos haciendo desde 2009 es que la adulteración es una constante, aquí no se encuentran las moléculas completas con el 90 por ciento del componente activo de una anfetamina, sino que se encuentran al 20 o al 30 por ciento y el resto de la composición de la dosis corresponde a otras sustancias que la alteran“, indica la oficial.
 
Diana Pava Garzón es médico magister en toxicología de la Universidad Nacional y además de asesorar a la Policía, atiende las urgencias toxicológicas clínicas en el país. Asegura que el consumo de otras sustancias además de las drogas sintéticas que se venden en el mercado nacional incrementa los riesgos para la salud de quienes las consumen.
 
 “A nivel de emergencias toxicológicas, vemos muchos efectos en la salud, especialmente por el consumo o la mezcla de sustancias que tienen diferentes efectos, es decir consumen bebidas alcohólicas y el alcohol es un depresor y consumen estimulantes en el caso del éxtasis o alucinógenos en el caso del LSD y esto puede ocasionar muchísimos riesgos para la salud de la persona”, puntualiza la médica.
 
 De acuerdo con el “dealer”, la oferta y la demanda aunque se incrementa los fines de semana, de lunes a viernes, el mercado también se mueve.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido