Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

CLÍNICA JORGE PIÑEROS CORPAS
La Clínica Jorge Piñeros Corpas fue cerrada en mayo por orden del Distrito.
Colprensa

La Clínica Jorge Piñeros Corpas, ubicada en el norte de Bogotá, reabrió sus puertas durante el fin de semana luego que fuera sancionada por la Secretaría de Salud de la Alcaldía. 

Los médicos y pacientes celebraron la reactivación de la prestación de los servicios del centro asistencial, ya que muchas personas tenían pendientes cirugías de complejidad.

En su momento, el personal médico manifestó que debido al cierre estaban en vilo más de 500 cirugías que se practican al mes en la clínica.

Distrito avaló reapetura 

Un mes después de que la Secretaría de Salud de Bogotá ordenara el cierre de la Clínica Esimed Jorge Piñeros Corpas, esta misma autoridad reportó que fueron subsanadas las fallas encontradas en el centro médico, razón por la cual se autorizó su reapertura.

El cierre del centro había sido decretado para proteger la integridad y la vida de los pacientes, ya que se hallaron serias irregularidades en la infraestructura del lugar, especialmente con el manejo de los ascensores y residuos hospitalarios.

"El día 27 de junio de 2018, directivas de la clínica Esimed Jorge Piñeros Corpas, que integra la red de Medimás EPS, solicitaron a la Secretaría Distrital de Salud el levantamiento de la medida de seguridad que les fue impuesta por el incumplimiento a las condiciones básicas e indispensables para la prestación de servicios de salud, con calidad definidas por el Ministerio de Salud y Protección Social", indicó el Distrito.

Ante esta petición, "la Secretaría Distrital de Salud designó un equipo auditor de la Dirección de Calidad para que inspeccionaran las áreas de hospitalización, quirúrgicos, apoyos diagnósticos y urgencias de dicha clínica, confirmando que las causas que generaron la imposición de la medida de cierre fueron subsanadas".

¿Cuáles era las fallas?

La Secretaria reportó que uno los principales problemas de la IPS Esimed-Jorge Piñeros Corpas, era que solamente funcionaba uno de los cuatro asesores de la clínica y debido a que la sala de cirugía queda en el séptimo piso, en muchas ocasiones los pacientes se veían obligados a subir por las escaleras antes de ser operados. 

En otras situaciones, los usuarios del servicio de salud debían ser trasladados en el mismo ascensor donde también se transportaban los alimentos para las personas hospitalizadas y los residuos quirúrgicos y biológicos de alta peligrosidad.       

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.