Cargando contenido

Transportadores aseguran que el lugar se encuentra cerrado y no tienen dónde descargar los productos.

Corabastos, en medio de caos en cuarentena obligatoria en Kennedy / coronavirus en Colombia
Inaldo Pérez – Sistema Integrado Digital

Largas filas de camiones cargados con frutas y verduras se registran desde la madrugada de este jueves en la entrada de la central mayorista de Abastos, en Bogotá, donde los productos aún no han podido ser descargados para la posterior venta.

Pues, según denuncian los conductores de estos camiones, el lugar se encuentra cerrado al igual que todas sus bodegas, por lo que advierten que los alimentos se perderán en las próximas horas.

Lea aquí: Advierten pérdida de toneladas de comida que no se venderá en Corabastos

Debido a esta situación, cientos de comerciantes se han aglomerado en el lugar,violando las medidas de distanciamiento y protección, para exigir el ingreso a las bodegas. 

Incluso, en algunos momentos han intentado ingresar a la fuerza al lugar, alterando el orden en esta zona de la ciudad. 

La situación se ha vuelto tensa ante el reclamo de coteros por poder hacer el respectivo proceso de descarga.

Sin embargo, desde la central de Abastos niegan que el lugar esté cerrado y aseguran que las filas que se presentan es debido al control que deben hacer en el ingreso, cumpliendo los protocolos de bioseguridad establecidos por la Alcaldía.

Según una información enviada a Noticias RCN, las filas no son porque haya impedimento el ingreso, sino que corresponden a una demora mientras se toma temperatura y se revisa que cada transportador entre cumpliendo todas las normas.

Le puede interesar: Un guardia fue encontrado muerto en un baño del Palacio de Justicia

Entre tanto, los comerciantes insisten en que son toneladas de comida las que se van a desperdiciar debido a esta situación a la que se suma que en algunas bodegas ya hay comida almacenada de días anteriores y son productos que en cuestión de 24 horas ya empezarán a verse afectados por el clima, el peso de la carga y otros factores.

El panorama ha empeorado no solo por las pérdidas económicas para comerciantes, campesinos y demás personal que trabaja con los productos, sino por las aglomeraciones que con las horas aumentan, al igual que las protestas en el lugar.

Fuente

LA FM

Encuentre más contenidos

Fin del contenido