Cargando contenido

Para esto se establecieron nuevos protocolos de bioseguridad.

Las obras obedecen a un contrato suscrito en el año 2015, proyecto que tiene una inversión superior a los 5 mil millones
Las obras obedecen a un contrato suscrito en el año 2015, proyecto que tiene una inversión superior a los 5 mil millones
Tomada de Internet

Tras varias semanas de coordinación por parte de las autoridades distritales, se reinició la construcción de obras de tres megacolegios en Bosa y Engativá, que albergarán a 3.710 estudiantes en Bogotá. 

Las obras significan una inversión superior a los  $57.841 millones y hacen parte de un paquete de 13 colegios cofinanciados entre el Ministerio de Educación Nacional y la Secretaría de Educación de Bogotá.

"Hemos hecho la coordinación necesaria con la Alcaldía de Bogotá, las secretarías de Salud y Educación, y los organismos involucrados para garantizar al máximo la seguridad de nuestros trabajadores. Además de estas tres obras en Bogotá, ya hemos reiniciado labores en 12 obras de infraestructura educativa en Atlántico, Nariño y Meta”, afirmó Adriana González Maxcyclak, gerente del Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa (FFIE).

Lea además: Conductores del transporte intermunicipal protestan en Bogotá por pérdidas durante cuarentena

Las instituciones educativas en donde se reactivaron las obras son los colegios, Campo Verde 1 y 2 de la localidad de Bosa y la Institución Educativa Tabora de la localidad de Engativá. 

Según explicó el Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa se establecieron protocolos como los siguientes:

- Toma de temperatura de los trabajadores antes y después de la jornada laboral

- Horarios flexibles y distanciamiento. 

-  Lavado diario de todas las herramientas (taladros, palas, picas, martillos, etc)

- Zonas de desinfección de cascos, botas y overoles, entre otra indumentaria. 

- Desinfección periódica de la maquinaria como retroexcavadoras, camiones, minicargadores, etc. 

Alerta 

De otro lado, el secretario de Salud de Bogotá, Alejandro Gómez, dejó en claro que si la capital del país alcanza niveles de ocupación en las Unidades de Cuidados Intensivo (UCI) del 70%, se tendrán que adoptar  medidas mucho más drásticas, para evitar que colapsen los centros de atención por casos de coronavirus.

En diálogo con RCN Radio, el funcionario reportó que Bogotá tiene a sus disposición un total de 668 (UCI) y agregó que  el Distrito ha duplicado la capacidad de las autoridades de salud en medio de la atención de la pandemia.

El secretario de Salud de Bogotá precisó que hay 280 UCI ocupadas, lo que representa casi un 42 % de la capacidad instalada en toda la ciudad.

Lea también: Concejo de Bogotá ya empezó a sesionar de forma semipresencial  

El funcionario explicó que uno de los problemas más complejos a propósito de esa situación, es que la producción de respiradores ha estado copada por países como Holanda y Alemania que suspendieron la exportación de esos elementos médicos, mientras que todos los que produce Corea fueron comprados por los Estados Unidos.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido