http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/SecMovilidadMAY13.mp3

El secretario de movilidad de Bogotá, Juan Pablo Bocarejo, explicó que la propuesta del Distrito de cobrar a cambio de que la personas sean eximidas de la medida del pico y placa busca desestimular la compra de un segundo vehículo y de esa manera evitar una mayor congestión vehicular.

El funcionario explicó en RCN Radio que la intención es que los recursos que se perciban por estos nuevos cobros, sean utilizados para invertirlos en el transporte público.

"El tema surge de la necesidad de conseguir recursos para financiar un plan que nos impida llegar a la inmovilidad; el tema del crecimiento del parque automotor es muy crítico en la ciudad", dijo Bocarejo.

Bocarejo indicó que estudios realizados por el Distrito revelaron que entre 50 y 100 mil personas de estratos 4, 5 y 6 estarían dispuestos a pagar entre 3 y 4 millones de pesos para quedar exentos de la medida.

"Anualmente están entrando 150 mil autos nuevos y unas 100 mil motos y el 48 % de los hogares ya tienen un vehículo. La gente ya ha comprado un segundo vehículo para escapar del pico y placa", expresó.

Sobre esto, el secretario de Movilidad dijo que la hipótesis que se tiene es que algunas personas con mayor capacidad adquisitiva de comprar un segundo carro o una moto, invertirían estos recursos para no tener pico y placa y mejorar el transporte público.

Con relación a la polémica sobre la igualdad de la medida para los ciudadanos de más bajos recursos, Bocarejo aseguró que sólo el 15 % de los ciudadanos se movilizan en su vehículo privado y por eso insistió en la necesidad de buscar medidas para mejorar el transporte público.

Señaló que "el mensaje es que si usted tiene unos recursos, en vez de invertir en carros, colabore con la financiación del transporte público y una mejor movilidad".