http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/SecSeguridadBtaFEB29.mp3 El designado secretario de Seguridad de Bogotá, Daniel Mejía, aclaró que con el proyecto que cursa trámite en el Concejo de Bogotá, que permitiría la creación de su despacho, se eliminaría el Fondo de Vigilancia y Seguridad que ha sido calificado como foco de corrupción y despilfarro, al interior de la administración distrital. "El proyecto que presentó la administración, incluía la liquidación del Fondo de Vigilancia y Seguridad, y la creación de un Fondo Cuenta nuevo, que no es un fondo que herede los problemas que traía el Fondo de Vigilancia y Seguridad actual", indicó Mejía en RCN Radio. Así mismo, explicó que el trámite para crear como Secretaría independiente de la Secretaría de Gobierno, la oficina que él representa, se es necesario esperar al menos dos semanas, mientras que el trámite completa todos sus pasos. "La Secretaría fue creada en primer debate, en comisión de Gobierno en el Concejo, a mi juicio el paso más difícil, pero ahora viene el paso a proyecto de acuerdo por la plenaria de Concejo que debería ser en unos 8 o 15 días. Luego de que sea aprobada en la plenaria del Concejo de Bogotá, ya queda aprobada la creación de la Secretaría", subrayó. Entre tanto, Daniel Mejía reconoció que con el modelo anterior de manejo de dineros de la seguridad Distrital se realizaron varios movimientos en el marco de la ilegalidad que son los que se quieren evitar justamente con la creación de un nuevo fondo, con unas condiciones diferentes. "El nuevo Fondo estaría blindado de corrupción, de malos manejos, de contratos muy retrasados en el área de seguridad; y la nueva estructura, el nuevo fondo que creemos va a estar dentro de la Secretaría de Seguridad", estimó. Disminución de la tasa de homicidio durante febrero El secretario de Seguridad destacó una disminución sensible de las cifras de homicidios y hurto en febrero con respecto al primer mes del 2016, en Bogotá. Daniel Mejía sostuvo que se va avanzando en los temas de seguridad y pidió paciencia a la ciudadanía, pues no se logrará de un día para otro, aunque destacó que ya se va avanzando también en el tratamiento de los llamados puntos calientes de Bogotá. Sobre la crisis de seguridad en Usme, Daniel Mejía señaló que muchos niños se están vinculando a pandillas y actividades criminales, fenómeno que además, se está viendo en otras localidades. Para enfrentar ese flagelo, Mejía dijo que se empezó a trabajar en programas de prevención y ocupación de niños y jóvenes en actividades que los mantenga alejados de la delincuencia. "Nuestros planes no solo incluyen represión sino prevención, acompañamiento y justicia", explicó el funcionario. "Hay que ser más efectivos utilizando las leyes que ya existen, pero además hay que tener en cuenta los casos de reincidencia. Hay que diferenciar esos casos y debemos apoyar iniciativas en el Congreso que buscan endurecer las penas para los reincidentes", precisó.